Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ImasInformación
Domingo, 22 de marzo de 2015
Puertollano

Antonio Gómez llama a vivir la Semana Santa como bien religioso y cultural de Puertollano

Guardar en Mis Noticias.

[Img #16587]Con la voz de Antonio Gómez Ortiz ha arrancado la Semana Santa de Puertollano con un pregón lleno de poesía, sentimientos y una mirada muy personal de lo que lo que es la pasión y muerte de Cristo.

 

Un acto celebrado en la parroquia de la Virgen de Gracia ante la imagen de la patrona y de Jesús de Medinaceli, hermandad de la que es cofrade el pregonero.

 

Un pregón al que asistieron la concejal de cultura, Ana Muñoz, en representación del Ayuntamiento de Puertollano;Pedro Antonio Rodríguez Menchén, consiliario de las Cofradías; Pedro Crespo, párroco de la Virgen de Gracia; una amplia representación de la Junta General de Cofradía y de la comunidad salesiana, centro del que es docente el pregonero.

 

Su experiencia cofrade

 

Un pregón en el que trasladó a los asistentes su particular punto de vista de la Santa Santa y con los que compartió su experiencia cofrade e hizo un repaso por cada una de las imágenes titulares de las hermandades de Puertollano.

 

Narró lo que ha amado y vívido desde su niñez de un fervor que ha transmitido a su propia familia, ya que sus dos hijos y tres sobrinos son cofrades de Jesús de Medinaceli. “Desde siempre he vivido los días de Semana Santa pensando en cómo fue la primera de las Semana Santa. El comienzo de la primavera nos trae un mensaje que hasta en el aire se nota, huele a vida. A salvación, a hombre limpio, Hombre generoso que se entrega sin condiciones”.

 

Fervor el Cristo de Medinaceli

  

Gómez Ortiz no pudo ocultar la pasión que desde niño ha sentido por el Cristo de [Img #16588]Medinaceli, de cuya cofradía es hermano desde 1979, cada vez que pasaba por su capilla de la calle Cruces y desde ahí narró una serie de hechos personales de lo que ha sido su trayectoria de fe. “Recuerdo cómo un año no había mucha intención de querer vivir la semana Santa con sus procesiones y se pusieron carteles por los comercios de la ciudad donde decía: ¿Semana Santa Sí?, ¿Semana Santa no? El problema es que las hermandades de Semana Santa estaban muy escasas económicamente.

 

Afirmó que "las procesiones eran magníficas y se presentaban de manera muy decente en la calle, con mucho respeto, recuerdo cómo la procesión de la Macarena que hacía un recorrido inverso al habitual, pasando por la calle Ancha y bajando por el Paseo para subir por la calle Aduana. En estos años de juventud cofrade se me grabó fuertemente que el verdadero protagonista de la Semana Santa no soy yo, ni los nazarenos, ni tambores, sino Jesús de Nazaret que nos transmitió el mensaje de amor a los hombres y nos dijo que todos somos hermanos. Hermanos que nos ayudábamos en las distintas procesiones y estaciones de penitencia de cada uno de los días”.

 

El paso de autobuses por la procesión

  

Miró al pasado de aquel año en el que tuvo que empujar el trono del Santo Descendimiento ante la falta de penitentes en la hermandad ferroviaria o aquella ocasión en el que un guardia municipal cortó la procesión del Ecce Homo para que pasasen los autobuses del relevo de la entonces Empresa Nacional Calvo Sotelo en la confluencia de la calle Juan Bravo con Primero de Mayo.

 

Cofrade activo desde el 2008

 

Desde el 2008 participa en la Semana Santa de una forma activa y en estas décadas “ha cambiado mucho la vida desde que comencé siendo niño, joven y ahora maduro y tengo que decir que la Semana Santa de Puertollano se ha engrandecido mucho con el esfuerzo de todos. Todos somos importantes, hermanos cofrades y seguidores de Jesús. Al cristiano se nos pide que irradiemos el buen olor de Cristo. Este es el testimonio que como cofrade os quiero dejar. Que en nosotros se vea reflejado el rostro de Jesús Salvador”.

 

Tras repasar desde su punto de vista lo que representa cada una de las imágenes de la Semana Santa, animó a los cofrades a seguir testimoniando a este Jesús que en estos días pondremos en la calle y a continuar trabajando por el bien religioso y cultural de nuestro Puertollano.

 

El acto concluyó con la actuación de la banda de tambores y cornetas de la Cofradía de los Discípulos de San Juan.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress