Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
OPINIÓN
Domingo, 3 de enero de 2016
OPINIÓN

La urgente necesidad de potenciar la innovación abierta y la transferencia de conocimiento en la UCLM

Guardar en Mis Noticias.

Artículo de Juan Francisco Rodríguez Romero, Catedrático de Ingeniería Química, Director del Instituto de Tecnología Química y Medioambiental de Ciudad Real

 

 
El reciente informe de la UE “Boosting Open Innovation and Knowledge Transfer in the EU” de finales de 2014 señala textualmente en su párrafo de apertura que Europa se enfrenta a dos retos existenciales. El primero de ellos es cómo crear un crecimiento sostenible a pesar del elevado nivel de sobreendeudamiento público y privado, y el segundo es como conseguir que el impacto renovador de las nuevas tecnologías punta (denominadas, Key Enabling Technologies, KET) transforme los modelos tradicionales de gestión y producción de los sectores públicos y empresariales, con prioridad, en áreas clave como las de la energía y la salud. Si pasamos directamente a las conclusiones del mencionado informe, los expertos recomiendan “aumentar el carácter emprendedor de las universidades y los organismos públicos de investigación (OPI) e integrar de forma inteligente el capital en los ecosistemas de innovación abierta 2.0”.
 
 
El informe pone un gran énfasis en la necesidad de mejorar el papel de las universidades
como co-creadores y como socios interactivos en los ecosistemas de innovación.
 
El informe resalta como importantes principales desafíos para la propia capacidad de co-creación de las universidades, el diseño de incentivos para los académicos cuando se trabaje con usuarios externos (empresas o instituciones) y la adaptación a la capacidad de absorción de conocimiento académico por parte de las empresas. Para ello, es necesario mejorar las habilidades de innovación abierta y transferencia de conocimiento, en todo el espectro, desde la ciencia hacia la industria.
 
Sin embargo, a pesar de que la LOU en su artículo 83 y los Estatutos de la UCLM en su artículo 110 reconocen la importancia de la mencionada transferencia y establecen las condiciones para realizarla, todavía la relación Universidad-Empresa sigue siendo una actividad poco conocida, comprendida y/o apreciada por algunos sectores de la Comunidad Universitaria.
 
 
La UCLM debe trabajar con ahínco para no quedarse fuera de ese ecosistema de innovación
abierta 2.0 que proponen los expertos de la UE. En el último sexenio la integración inteligente
del capital privado en la institución ha sufrido un franco retroceso: hemos pasado de una
financiación procedente de contratos con empresas que superaba los 12MM € en el 2009 a unos modestos 5 MM en el 2014 (Fuente: web UCLM). Tampoco nos ha ido mejor en cuanto al aumento del carácter emprendedor de la institución, ya que no hay noticias de la creación de nuevas spin-off desde 2011, hasta la reciente creación de Sabiotec en el 2014.
 
Está claro que la UCLM, que es el actor principal (casi único) en materia de investigación de la
Región, tiene mucho que mejorar como “co-creadores y como socios interactivos en los
ecosistemas de innovación”.
 
Es urgente reinventar los modos de relación de la UCLM con los sectores económicos públicos y privados de nuestro entorno. También es urgente revisar el modelo de gestión administrativa del art.83 para facilitarles el acceso al mismo.
 
Todo ello, porque cuando la UCLM realiza acciones de transferencia, lo que está haciendo es
revertir a la sociedad, parte de lo que ciudadanos y empresas, están pagando con sus impuestos.
 
Es decir, la sociedad está obteniendo un beneficio adicional cuando la Universidad pone a su
disposición el conocimiento y el instrumental que tan costosamente financia. Si a esto unimos
que los proyectos de investigación contratados por empresas generan un considerable número
de primeras oportunidades profesionales para jóvenes talentos formados en la institución, que
después son la mejor formar de trasladar el conocimiento generado a las mismas, para ayudarlas a incorporar las nuevas tecnologías punta (KET), se comprende que es urgente la necesidad de dejar de retroceder, para comenzar avanzar en la creación de un ecosistema de innovación 2.0 en la Región, en el que la UCLM juegue el papel preponderante que le corresponde.
 
Cifras de la I+D financiada mediante contratos con empresas de la UCLM del sexenio
2009-2014 (Fuente: Web UCLM)


[Img #24027]






 
Juan Francisco Rodríguez Romero
Catedrático de Ingeniería Química
Director del Instituto de Tecnología Química y Medioambiental de Ciudad Real
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress