Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

CUADERNO DE BITÁCORA
Lunes, 22 de agosto de 2016
CUADERNO DE BITACORA

La Europa amenazada

Guardar en Mis Noticias.

La Europa amenazada

 

Me espanta leer que en Alemania viven seis millones de potenciales terroristas, seis millones de musulmanes que pueden duplicarse, incluso triplicarse a la velocidad del rayo. Seis millones de fanáticos que no se integran en nuestra cultura, en nuestro modo de vida, que tanto nos ha costado conseguir, y lo que resulta más sangrante, es que somos los propios europeos los que concebimos y toleramos tamaña barbarie. Abrimos las puertas de nuestros países, de nuestras casas, en nombre de la civilización, de la solidaridad, del bien común, sin darnos cuenta de que lo hacemos a los que asesinarán, muy probablemente, a nuestros nietos.

 

Tras los últimos ataques terroristas en Europa, estamos descubriendo algo más de lo que se esconde tras esta quimera, tras esta plaga humana que merma nuestros recursos socio sanitarios, asistenciales, y nuestro estado del bienestar. Se habla de que en Manchester, existe un barrio al que llaman el ghetto de Rusholme, donde el 38% de la población es musulmana.

Los datos son de 2011. Pero tal y como explica World Population Review, el número podría ser mayor: en la última década, el porcentaje de musulmanes se ha duplicado. Hoy son más 80.000 en una población de 500.000 habitantes. Gran parte de la comunidad islámica se concentra en los barrios de Moss Side, Victoria Park y Longsight.

 

En España, las cifras también empiezan a ser alarmantes, porque a medida que vamos mejorando nuestro Estado del Bienestar, el aumento de inmigrantes musulmanes, que vive ociosamente, se dispara en las Comunidades Autónomas con mayor renta. Tanto es así, que por testimonios que he podido recoger de la labor de Caritas en un municipio del extrarradio barcelonés, desbordado por el elevado número de musulmanes que acuden diariamente en busca de alimentos a un centro asistencial ubicado en los aledaños de una parroquia, su párroco contactó con el imán de la localidad para pedirle ayuda. Pretendía que el clérigo musulmán se responsabilizara del reparto de alimentos a los miembros de su comunidad. La respuesta que escuchó fue un derechazo en toda regla al bueno del párroco. “A las mezquitas se viene a honrar a Alá, no a recibir comida. Para eso ya estáis los cristianos”.

 

La Iglesia católica en España, con una parte de dinero del contribuyente, está alimentando gratis a los musulmanes que constituyen un grupo parasitario. Así que cuando Caritas dice que atiende a seis millones de personas (6.364.126), la mayoría, el 85%, repetidas, son musulmanes. Y es que, la falta de integración, el uso de costumbres y vestimentas, que no son acordes con las nuestras y el aislamiento generalizado de esta comunidad, hacen muy difícil la integración de la que disfrutan, latinoamericanos, rumanos o chinos.

 

España no es un país racista, no creo que lo sea ningún país de Europa, pero la alarmante inseguridad que padecemos, la proliferación de guetos donde se instruye en el odio a los infieles desde las mezquitas, y el enfrentamiento civil a cuenta de los burkinis, hiyab, niqab, etc. demuestran la falta de compromiso de estos inmigrantes con sus países de acogida, generan miedo, rechazo y enfrentamientos que, para ellos, avalan cualquier acto terrorista donde las víctimas seamos occidentales.

 

Aunque tarde, el partido de Angela Merkel quiere restringir el uso del burka en espacios públicos como medida de seguridad en respuesta a la creciente alarma generada por el radicalismo islámico, mientras que por otro lado, se permite la radicalización de los imanes y la implantación de empresas tapadera del terrorismo internacional.


Ismael Álvarez de Toledo

periodista y escritor

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress