Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

CUADERNO DE BITÁCORA
Martes, 4 de octubre de 2016
CUADERNO DE BITACORA

Crónica de una muerte anunciada

Guardar en Mis Noticias.

Crónica de una muerte anunciada

 

Las noticias corren a tal velocidad en este principio de semana, que lo que era válido ayer puede estar obsoleto mañana. Tan es así, que varias veces me he visto obligado a empezar un artículo de opinión y cerrarlo a mitad de camino. Y no por estar anunciado, era más incoherente el planteamiento, pero nunca pude imaginar el triste final de Pedro Sánchez, y el desmembramiento interno del PSOE, en aras de dar la gobernabilidad de éste país a Mariano Rajoy y sus políticas antisociales que tanto daño han causado a la sociedad española en estos últimos años.

 

Supongo, que según el punto de vista desde el que se examine la situación, así se podrá ofrecer una versión u otra de lo que ha sucedido este pasado fin de semana, pero esas son cuestiones menores que afectan a los políticos. Lo que verdaderamente repercute en el ciudadano de a pie, sea o no militante o simpatizante del PSOE, es que hemos asistido a un golpe de estado en toda regla. Un golpe con el que ya se venía amenazando desde hace tiempo. Una muerte anunciada para un líder que iba por libre, sin seguir el dictamen de la poderosa camarilla andaluza y de los corruptos que se amparan en ella. Porque si de algo va toda esta trama de ejecutivas y zancadillas, de golpes y traidores, es de corrupción política y económica.

 

La negativa de Pedro Sánchez a favorecer, con la abstención del PSOE, un gobierno del Partido Popular, ha levantado más ampollas dentro del Partido Socialista que en el PP, y es que la abstención es clave para que haya un gobierno y una oposición que necesita tapar sus corruptelas, sus modus vivendi y el de una exagerada caterva de chupócteros que viven a expensas de la política, pero que se benefician de ella.

 

Lo que le pedían en el PSOE a Pedro Sánchez no tenía nada que ver con Podemos, ni con los independentistas que, supuestamente, amenazan la unidad de España. Ese ha sido y será durante semanas el argumento que pretende alejar del pensamiento ciudadano, la verdad absoluta de lo que se esconde entre bambalinas, y que no es otra cosa que una guerra fratricida entre dos sectores de un mismo partido: los que ejercen la política para beneficio del ciudadano y los que la usan para obtener poder y beneficios propios, para seguir manteniendo las puertas giratorias, el Ibex35 y la corrupción interna de sus dirigentes, estén o no en activo.

 

Afortunadamente, los lectores no necesitan muchas más explicaciones de lo que un modesto articulista viene reflejando desde  hace más de treinta años en sus artículos de opinión, entre otras cosas, porque la sociedad española ha madurado lo suficiente y tiene la información necesaria para hacerse una composición de lugar, sobretodo cuando la información es tan clara y veraz que se espera como agua de mayo, como el resultado final de una trama que se creó el mismo día en que Pedro Sánchez se negó a pasar por el aro.

 

El lector de cualquier medio de comunicación, tiene la opinión formada de lo que ocurre en la actualidad, y sabe perfectamente que esta farsa nada tiene que ver con los actores que la interpretan, y que no va de críticos y oficialistas, sino con los productores y mangantes que ejercen en las sombras, con aquellos que pueden resultar más perjudicados con las decisiones arbitrarias que se puedan tomar a la hora de pactar un gobierno con unos o con otros.

 

La muerte anunciada de Pedro Sánchez, me recuerda mucho a la de otros dirigentes del PSOE que un día pensaron que ellos eran los líderes y no pasaron de primarias. De quienes se olvidan de que detrás de unas siglas hay unos señores corruptos que viven cómodamente, gobierne quien gobierne, y que por nada del mundo van a permitir que unos pactos hechos a imagen de la sociedad actual, puedan poner en peligro su modo de vida.

 

Ismael Álvarez de Toledo

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress