Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ImasInformación
Viernes, 10 de febrero de 2017
Provincia

El Gobierno regional recupera el Laboratorio de Mejora Genética Animal del CERSYRA en Valdepeñas, desmantelado en la anterior legislatura

Guardar en Mis Noticias.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha firmado un convenio con la Asociación de Ganaderos de Raza Ovina Manchega (AGRAMA) que realiza el proyecto de mejora genética de esta raza, fruto del compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con el sector ganadero “de importancia estratégica en nuestra región”.

Con este acuerdo el Gobierno regional pone a disposición de los ganaderos su Laboratorio de Genética Animal para ofrecer apoyo técnico y científico a través del Centro Regional de Selección y Reproducción Animal de Castilla-La Mancha (CERSYRA) de los recursos públicos tanto humanos como materiales. Con esta firma, “recuperamos lo que nunca debió irse de aquí de Valdepeñas y, además, lo hacemos en un centro en el que también hemos recuperado el nombre, porque, lamentablemente, hasta el nombre desapareció en la legislatura pasada", ha recordado el consejero.

En este sentido, Martínez Arroyo ha considerado un “gravísimo error” el abandono de la política de apoyo por parte del anterior Gobierno regional para la mejora genética del ovino manchego, un asunto que “no nos podemos permitir aquí en Castilla-La Mancha”. El servicio de análisis genético para los ganaderos de AGRAMA es fundamental dado que es el instrumento que establece, sin ningún género de dudas, la pertenencia a la raza ovina manchega.

 

[Img #28842]

 

Cabe recordar que el laboratorio de genética del CERSYRA estuvo muchos años colaborando con la Asociación de Ganaderos de Raza Ovina Manchega para este fin hasta que el anterior Gobierno lo desmanteló y se llevó los equipos al Laboratorio Regional Agroalimentario y Ambiental (LARAGA), en Toledo, con un precio inasumible para los ganaderos, que se vieron obligados a realizar los análisis de las muestras de leche en laboratorios privados fuera de Castilla-La Mancha.

Con la firma de hoy, el Gobierno regional “recupera el papel que nunca debería haber perdido la Administración”, ha subrayado el consejero, quien ha garantizado que los controles de leche se realizarán de nuevo en el CERSYRA de Valdepeñas y que AGRAMA será la encargada de recoger las muestras. Martínez Arroyo ha recordado que el CERSYRA es uno de los centros dependientes del IRIAF, por lo que los análisis se van a realizar con el personal y los equipos que había en el propio centro, ya que la Consejería ha recuperado hasta la maquinaria.

Rescate al pastoreo

Además, el consejero ha mostrado el apoyo del Gobierno regional al ovino manchego con una importante línea de ayuda de rescate a los pastores. "Una de las maneras de apostar por el mantenimiento de este tipo de razas, de la manchega en general, no solamente de la blanca sino también la negra, es apostar por el pastoreo", ha señalado. 

En esta materia, el Consejo de Gobierno ha aprobado recientemente una línea específica para fomentar el pastoreo en Castilla-La Mancha y, en concreto, para recuperar a aquellos pequeños ganaderos en extensivo que se quedaron fuera de la convocatoria del año 2015 “por falta de presupuesto".

De esta manera, el Gobierno del presidente Emiliano García-Page apoya “a los ganaderos que están pastando el territorio” y apuesta, fundamentalmente, “por los ganaderos que más apoyo necesitan de la Administración” que son los de la ganadería extensiva y, así, “estaremos apoyando nuestras razas". El objetivo es atender a 700 ganaderos de extensivo que quedaron fuera en la convocatoria de 2015 por falta de previsión presupuestaria del Ejecutivo anterior.

Los beneficiarios de estas ayudas son aquellos titulares de explotaciones ganaderas ubicadas en Castilla-La Mancha que se obliguen a cumplir en su explotación agraria los compromisos de la medida durante cinco años. La resolución entró en vigor el mismo día de su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, el 2 de febrero de 2017, y el plazo de presentación de las solicitudes será el mismo que el de la solicitud única, en principio hasta el 30 de abril pero con probabilidad de ampliación, ateniéndose a lo sucedido en años anteriores.

Con esta ayuda el Gobierno regional pretende impulsar una práctica ganadera extensiva tradicional ligada al factor suelo como es el aprovechamiento de pastos y rastrojeras mediante pastoreo con ganado de las especies ovina y/o caprina. La ganadería extensiva es importante para el mantenimiento de la actividad ganadera en amplias zonas de Castilla-La Mancha y es imprescindible para lograr una conservación de los ecosistemas agrarios y sus recursos.

Para ello, se pretende promover una gestión racional de los aprovechamientos ganaderos que permita conseguir el mejor aprovechamiento de rastrojeras y superficies pastables, con el respeto a unas cargas ganaderas máximas y mínimas adecuadas.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress