Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ImasInformación
Martes, 4 de abril de 2017
Albacete

La Guardia Civil de Albacete detiene a 13 integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas

Guardar en Mis Noticias.

La Guardia Civil de Albacete, en el marco de la operación “MILENIO”, ha detenido a 13 personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública, en la modalidad de tráfico de drogas, así como por los delitos de tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a una organización criminal.

11 de los detenidos son de nacionalidad española, uno de nacionalidad rusa y otro de nacionalidad marroquí, con edades comprendidas entre los 23 y 54 años, alguna de ellas con antecedentes policiales por delitos contra la salud pública.

Las investigaciones se iniciaron en octubre de 2016, tras tenerse conocimiento de que un vecino de la localidad albaceteña de Alpera, con antecedentes policiales, entre ellos el de tráfico de drogas, había vuelto a dedicarse a la distribución y venta de cocaína.

Tras las primeras investigaciones, los agentes de la Guardia Civil comprobaron la existencia de un punto activo de venta de cocaína en la localidad alperina, en el que se dispensaba un elevado número de dosis, tanto de día como de. Hasta este domicilio se desplazaban consumidores tanto de Alpera como de otras localidades limítrofes.

En las primeras semanas de investigación se descubrió un entramado criminal, compuesto por varios miembros de una familia y otra persona muy allegada a ella,  todos ellos vecinos de la población alperina, dedicadas a la adquisición, adulteración y distribución de cocaína y marihuana.

El cabecilla del clan familiar era el encargado de realizar los desplazamientos hasta la localidad alicantina de Villena para adquirir la cocaína, en cantidades que rondaban los 50 gramos semanales, para, posteriormente adulterarla, dosificarla y ponerla a la venta en Alpera.  En algunos de estos viajes iba acompañado por su pareja sentimental, utilizando en todos ellos metódicas medidas de seguridad para dificultar un posible seguimiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad. 

Una vez descubierto el escalón de abastecimiento de la droga en Villena, la Guardia Civil centró las labores de vigilancia sobre este, no tardando en descubrir  la relación directa de este vendedor con otras tres personas, afincadas igualmente en Villena.

 

[Img #29511]

 

Los integrantes del grupo criminal desarticulado contaban con un alto grado de profesionalización, dividiéndose las tareas de compra de la droga, adulteración, dosificación y distribución. En el tránsito de la droga utilizaban vehículos matriculados a nombre de terceras personas como medida de seguridad. 

Previamente a la explotación de la operación, los investigadores comprobaron  las frecuentes visitas que algunas de las personas de la organización realizaban a una nave industrial de la localidad alicantina de Cañada.

En el posterior registro de este inmueble, autorizado judicialmente, se comprobó que albergaba una importante plantación interior de marihuana,  dotada con la más alta tecnología para la producción de hasta cuatro cosechas anuales. La plantación se abastecía de electricidad a través de un enganche ilegal con el que podrían haberse defraudado más de 26.600 euros, según los datos obtenidos por la

empresasuministradora. Las 496 plantas intervenidas en el registro, en distintas fases de crecimiento, arrojaron un peso de 54 kilos.

La mayor parte de las plantas cosechadas en esta plantación eran enviadas a puntos de Italia y Holanda, para cuyo transporte utilizaban un vehículo preparado con dobles fondos y matrícula extranjera. Uno de los cabecillas había realizado uno de estos viajes en días anteriores a su detención.

Los tres principales dirigentes de la organización criminal fueron detenidos cuando circulaban por la autovía A-7 desde la localidad de Villena hacia la capital valenciana portando cada uno de ellos 3 terminales de telefonía móvil y en el interior del vehículo, escondidos en diferentes compartimentos, 60.000 euros en metálico, que fueron intervenidos. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress