Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Jueves, 18 de mayo de 2017
DESDE EL CAÑAVERAL

PSOE Y PODEMOS MAS JUNTOS QUE NUNCA

Guardar en Mis Noticias.

¿Existen los paralelismos? La historia nos recuerda que en el mundo y en diferentes situaciones los contrastes y las semejanzas tienen una realidad tan semejante que si les modificáramos los nombres nadie sabría de quien o quienes estamos hablando. El tránsito del PSOE de un partido marxista con ideología totalitaria y revolucionaria a un partido socialdemócrata se llevó a feliz término en el congreso extraordinario celebrado en septiembre de 1979 en Madrid después de que en el Congreso XXVIII celebrado en Madrid  Felipe González propusiera  el abandono de las tesis marxistas como ideología oficial del PSOE y esta ponencia fuera rechazada especialmente por las voces autorizadas de Tierno Galván, Pablo Castellano y Luis Gómez Llorente, entre otros. Este hecho obligó a Felipe González a no aceptar  el cargo de Secretario General por lo que la dirección del partido tuvo que ser asumida por una Comisión Gestora dirigida por José Federico de Carvajal.

El PSOE supo adaptarse a la España real  y dejar a un lado las ideas revolucionarias y radicales propias del largo tiempo pasado en la clandestinidad, y por eso, sencillamente por eso, Felipe González gana las elecciones generales de 1982 con una mayoría absoluta. Supo entender a la sociedad de aquel momento y comprendió muy bien el mensaje lanzado por Suarez cuando se dirigió a los españoles diciéndoles: ¿acaso van ustedes a dejar gobernar a un partido cuyo ideario político es el marxismo y el federalismo?.

Sencillamente a partir de 1979 el PSOE es un partido que se define como: de clases, de masas, democrático y federal pero no marxista. Parece necesario indicar que una gran parte del PSOE también abandonó la idea federal apostando decididamente por la unidad de España, pero otra parte  muy significativa de ese mismo PSOE aboga por la autodeterminación de los pueblos que componen España tal como se aprobó el 10 de octubre de 1974 en el congreso de Suresnes y concretamente en el teatro Jean Vilar ubicado en la periferia de París y evidentemente, en este punto la confluencia con Podemos es total.

Podemos es un partido radical de izquierdas, marxista, leninista, de clases cuyo objetivo es lograr el poder para implantar una república popular cuyo modelo más inmediato es Venezuela, Cuba y Corea del Norte. La unión de Podemos e izquierda Unida (IU) confirman claramente el modelo de sociedad que pretenden construir así como el tipo de economía dibujada y definida por el estado eliminando la libre competencia, alejándose de la Unión Europea y apostando por una clara reducción de las libertades y de la propia iniciativa particular. En definitiva Podemos nace a semejanza y con el apoyo de Venezuela y se declara defensor de Bildu y de todos los grupos armados que desean desestabilizar la actual sociedad de bienestar y de prosperidad. No podemos olvidar que ha sido el único partido político español que no condena el terrorismo, que apoya a las fuerzas independentistas, que no se alegra con la victoria de Macron en Francia y que se congratula con las matanzas realizadas por Maduro en Venezuela.

Todo esto y mucho más, que realmente configura o hace dibujar lo que es Podemos, algunos dirigentes del PSOE lo han denunciado públicamente en muchos medios de comunicación fundamentalmente antes de las elecciones generales de 2017 Todos recordamos las frases vertidas por Pedro Sánchez en los prolegómenos de las citadas elecciones dirigiéndose a Pablo Iglesias en las que le tildaba de dictador, leninista  y un largo etcétera  de epítetos nada agradables para alguien que quiere dirigir la vida pública y que se presenta a presidente de España.

Pues bien como decía Gabriel García Márquez en su magnífica obra Cien años de SoledadEl mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. En este país ha sucedido algo semejante con Podemos porque realmente parecen nuevos en un mundo creado por ellos y parece que han inventado el nombre de las cosas aunque éstas  llevaban existiendo mucho antes que sus ideas; nos han traído lo peor de lo pasado por otras generaciones que dieron su vida y sus ansias de libertad en muchas naciones del este europeo (Bulgaria, Rumanía, Checoslovaquia, Hungría etc.). Podemos se cree el inventor del mundo, de la vida, de las ideologías, que siendo muy viejas y peores nos las presentan como nuevas y buenas; son capaces de vestir las palabras con trajes usados y viejos para decirnos que ellos son los pobres y los afligidos cuando en sus cuentas bancarías, todos los meses, entran seis, siete u ocho mil euros.

Queda claro que el PSOE y Podemos son dos partidos con una ideología totalmente divergente y con muy pocas líneas de semejanza. Siendo esto así no puedo comprender que hoy, en estos momentos, los dos partidos se hayan unido en hermandad y fraternidad  para gobernar  en siete comunidades autónomas (Asturias, Aragón, Baleares, Extremadura, Castilla La Mancha, Valencia y Andalucía), cuando solamente han sido mayoría en dos (Asturias y Extremadura) y frente a las dos que gobernaban a partir de las elecciones de 2011.

Pero si esto es importante  mucho más lo es que gobiernen los socialistas con Podemos en 18 diputaciones provinciales frente a las siete que consiguieron en las elecciones de 2011 y en más de 2800 municipios, (500 más que en las anteriores elecciones) siendo relevante el apoyo que concede el PSOE a Podemos en las alcaldías de las grandes capitales como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Pontevedra, Cádiz, Valencia, Córdoba, Coruña y  en muchas otras. Esto demuestra claramente que el PSOE, perdiendo más de 700.000 votos, ha conseguido un poder político comparable al conseguido por Felipe González en los años de esplendor del socialismo español.

Nadie, pues, pondrá en duda que los socialistas se han echado en manos de Podemos con el único objetivo de lograr más poder autonómico, provincial y municipal y también argumentando que de esa manera paraban el  posible avance del PP. Creo que lo han conseguido pero el daño que ellos mismos se han causado será muy difícil poder remediarlo. Es evidente el desgaste político que tiene el socialismo europeo y como decía ayer el barcelonés Manuel Valls, ex primer ministro  francés con  François Hollande, EL SOCIALISMO FRANCÉS HA MUERTO, todos esperamos que un partido como el PSOE no llegue a esos extremos en España aunque por el camino emprendido es posible que ocurra aunque  no sea bueno para el sistema parlamentario español, no sea bueno para la sociedad en su conjunto y no es bueno para la clase política que milita en sus filas.

Casi siempre los errores políticos se pagan y, a mi entender, el PSOE ha cometido el mayor de los errores posibles en democracia por el mero hecho de alcanzar el poder, al pactar con un partido antisistema, antidemocrático, marxista, que apoya la desintegración de España como es, hoy, Podemos al que le está dando aliento, fortaleciendo y dotándole de muchos medios económicos. ¿Dónde está la filosofía política, la ética, la ideología, el sentido común y la tradición socialdemócrata de la que hacen gala los socialistas? ¿Dónde se han escondido los que criticaban a Podemos y renegaban de sus formas de hacer política? ¿Acaso no conviven con ellos en muchas instituciones y avalan todos los días un formato de gobierno que en nada coincide con su pensamiento político?

Como dice el refrán: una cosa es predicar y otra muy diferente dar trigo así ocurre en la vida de las personas pero siendo esto muy grave lo es mucho más que lo hagan partidos democráticos que se creen lo que dicen y escriben lo que son pero pactan por conseguir poder con aquellos que no dicen lo que son, que escriben lo que no son y que engañan a la gente con el sonido de la flauta que amansa a las serpientes. O se produce un cambio  creíble y visible en el PSOE abandonando para siempre las esclavitudes franquistas, los rencores de la guerra civil, el federalismo asimétrico, el anticlericalismo, la dicotomía entre ricos y pobres, entre lo público y lo privado,  o  Podemos se hace con el partido socialista.

Emilio Nieto                                            

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress