Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Jueves, 3 de agosto de 2017
DESDE EL CAÑAVERAL

LA PANDORGA,LIMONÁ Y PUÑAO Y SI NO ES QUE EN LA PANDORGA NOS HAS ESTAO.

Guardar en Mis Noticias.

El pandorgo Magdaleno León, número diez y siete de la relación de Pandorgos elegidos en Ciudad Real desde 1980 hasta la fecha, decía, en el acto de nombramiento: Pandorga, limoná y puñao y si no es que en la pandorga no has estao. Es posible que esta reflexión lanzada al público que llenaba la Plaza Mayor de Ciudad Real sea una advertencia al mismo tiempo que un ajuste festivo entorno a la tradicionalidad de la fiesta manchega por excelencia. En esta reflexión,  del principal representante del pueblo manchego, no aparece el núcleo principal de la fiesta cual debe ser LA OFRENDA A LA VIRGEN DEL PRADO. ¿Acaso en la palabra Pandorga se ha querido englobar todos los elementos constituyentes del evento tradicional castellano- manchego? Así lo pienso y así debe ser.

Podríamos distinguir tres momentos históricos por los que ha ido pasando esta fiesta popular inventada, como muy bien señala en su magnífico trabajo Alberto Muñoz, La desconstrucción de la Pandorga: Introducción y elementos materiales. Un primer momento que bien le podríamos denominar como Incertidumbre histórica que se pierde en los tiempos de los siglos y que posiblemente se pueda cerrar con la asunción por parte del ayuntamiento, en 1964, de la organización institucional de la Pandorga, que tiene como principales aspectos: la OFRENDA y la PLEGARIA a la Virgen del Prado, patrona de la ciudad castellano-manchega. Estos dos actos a la virgen se realizan casi simultáneamente arropados con instrumentos de cuerda fundamentalmente, laudes, guitarras y bandurrias que entrelazaban sus sonidos cuando los labradores de la tierra ofrecían sus presentes en agradecimiento por las cosechas y bienes recibidos al mismo tiempo que solicitaban su amparo  para que el próximo año se acrecentara las bondades en bienes a los labradores. Podríamos decir que este primer momento es tremendamente popular y de muchos altibajos en su celebración

Un segundo momento se podría considerar de normalidad institucionalen la celebración  e iría desde ese año de 1964, pasando por  la creación del himno a la pandorga por parte del compositor Javier Segovia Molina, la inscripción de la Asociación de Coros y Danzas, denominada Grupo Mazzantini,  en honor de su creador Francisco García Márquez, muy parecido al torero Luis Mazzantini, en 1978, la introducción del ya famoso pañuelo de hierbas por Carlos de la Torre en 1978, primer concurso de limoná celebrado en 1979 y ganado por Antonio Cárdenas, la celebración del Primer Festival Nacional de la Seguidilla en 1980, declaración de la pandorga como fiesta de Interés Turístico Regional en 1986, la creación de la Hermandad de Pandorgos de Ciudad Real en 1988, la gran aportación realizada por los escritores Julián Plaza Sánchez y Purificación Muñoz Lázaro con sus obras La Pandorga: Una fiesta Popular(1985) La Pandorga. Nuevas aportaciones a la Fiesta (1989 o el trabajo realizado por Rafael Cantero Muñoz con la publicación  de: La Pandorga. Tradición y Leyenda(2002), así como el magnífico trabajo realizado por el pandorgo Samuel Guerrero Guerrero en su libro. La Pandorga. El Pandorgo y la Dulcinea (2004), sin lugar a dudas hechos que han jalonado la historia reciente de la Pandorga y los que le han dado nombre y renombre a nivel provincial, regional y nacional.

Un tercer momento que le denomino como  Masificación Incontrolada y que se representa por la acumulación de eventos, cuantos más mejor y cuantos más participantes mucho mejor. Es el momento actual en el que prolifera todo y para todos y en el que se está perdiendo la identidad de lo que representa para la ciudad lo más importante de la pandorga como es el ofrecimiento a la Virgen del Prado y el rogatorio para que nos ayude en el próximo año. Retomando las palabras del pandorgo, los más  ni saben qué se celebra, ni saben que es el puñao, el torrao, la ofrenda, la rogatoria, la elección del pandorgo y de la Dulcinea y mucho menos el porqué de su raíces históricas.

Vienen a Ciudad Real de todas las partes de la geografía peninsular y eso me parece muy bien porque así nos conocen y saben que somos un pueblo sencillo, abierto, tolerante, respetuoso de nuestras tradiciones y cultura y que llevamos en lo más profundo de nuestro corazón el amor a lo que somos y sentimos como manchegos y como castellanos. Todo esto está muy bien y se debe apoyar institucionalmente y como dice la concejala de Festejos e Igualdad, Manoli Nieto: cada año más gente quiere vivir es especial porque es una fiesta de tradición, de juventud, de arraigo y celebración. Totalmente de acuerdo con esta definición de la Pandorga pero también sabe muy bien la concejala municipal que a esta fiesta se acerca multitud de jóvenes cuyo objetivo no es la tradición, la ofrenda ni el puñao ni nada que se le parezca su objetivo es el macro botellón y la borrachera pública, acompañada de droga y desprecio del orden y del respeto.

El tradicional espacio  o escenario que debía ocupar los actos de la pandorga, como eran los dominios de la catedral, el templete del prado, la terraza del casino, el paseo del Prado y Camarín de la Virgen, la Plaza Mayor , así como el espacio últimamente adaptado en los terrenos de la Feria para realizar el concurso de limoná, han sido invadidos otros espacios como los jardines del Torreón para llevar a cabo, con total impunidad, el macro botellón y consumo de drogas ante la mirada de niños y de personas mayores que repugnan totalmente estos hechos. Por doquier la ciudad en estos días se ha convertido en un vertedero mal oliente en el que la basura campea a sus anchas a pesar de la diligencia demostrada por las autoridades para recoger tan ingente acumulación de botellas, bolsas, desperdicios de todo tipo.

No parece normal que una fiesta tradicional, popular en honor a la Virgen del Prado se convierta o mejor dicho se permita convertir en  la mayor concentración  de jóvenes que tiran a los jardines todos los desperdicios, que se orinan en puertas, árboles y coches, que consumen drogas de todo tipo, que se embriagan faltando al respecto y la decencia pública sin que nadie les diga nada. Y todo eso se sufraga con dinero público y gastos de recogida urgente de basura así como la desinfección de calles y jardines antes usados como  servicios. La ciudadanía debería saber cuál ha sido el gasto en recoger tanta basura arrojada deliberadamente por la multitud de jóvenes que han llenado la ciudad en estas fiestas. ¿Acaso no deberían pagarlos ellos?

Creo que ha llegado el momento de reflexionar en torno a cómo queremos que sean estas fiestas y que objetivos nos debemos marcar porque ya no vale que vengan muchos y si son más mejor. Parece necesario  que se oiga la voz de la Hermandad de los Pandorgos, que se escuche al pueblo y a sus hijos más preclaros que llevan muchos años trabajando por dignificar nuestra fiesta más popular y de más arraigo entre las gentes de nuestra ciudad; de no hacerlo así la multitud que cree en el macro botellón, y la borrachera pública y que lo practican cotidianamente en diferentes partes de España, volverá a ocupar nuestras calles y jardines, nos llenarán de basura, nos orinarán nuestros portales, nos faltarán al respeto y la dignidad y se marcharán sin conocer que es la Pandorga porque de ella solamente les interesa la fiesta más burda, y entonces lo realizado, con tanto cariño y dedicación de algunos, se irá marchitando en pro de la mal llamada supermodernidad de arrojar todo al suelo para que otros lo recojan

Se debería crear, por parte del consistorio municipal, un consejo asesor para definir muy bien el camino, que la fiesta, de las fiestas populares de Ciudad Real, (La Pandorga) debe de nuevo comenzar su andadura y no dejar al azar la programación, entendida en estos momentos, cuanto más numerosa en actos mejor, sin medir muy bien y son interesantes o no y si sirven al objetivo de ennoblecer la Pandorga del siglo XXI.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress