Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Miércoles, 27 de septiembre de 2017
DESDE EL CAÑAVERAL

Revanchismo o cumplimiento de la ley

Guardar en Mis Noticias.

En estos días, finales de septiembre, se van a cambiar,  por el equipo de gobierno municipal, los nombres de nueve calles de Ciudad Real porque según ellos así lo manda la ley  52/2007, más conocida como la ley de Memoria Histórica,dado que en su artículo 15 dice textualmente:Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.

Un grupo de personas, esta mañana, se había reunido, posiblemente como otros muchos días, junto  a la placa del Pasaje Gutiérrez Ortega y uno de ellos preguntaba al grupo  si alguno sabía quién era ese hombre cuyo nombre figuraba en la placa y por qué sustituirlo por el de Pasaje de la Pandorga, evidentemente ninguno supo dar señales sobre la identidad del mencionado personaje. Uno comentó que tal vez fuera el Gutiérrez que se enfrentó a  Tejero en el Congreso de los Diputados y por eso le quitaban la placa pero en ese momento pasó por allí un jubilado y éste les dijo que Gutiérrez Ortega fue el fundador del periódico Lanza de Ciudad Real pero que nada más sabía de él y de su personalidad si es que la tenía y debería tenerla para figurar en el callejero de la capital.

Han pasado 78 años desde que los españoles fuimos capaces de pegarnos unos contra otros en una guerra civil. Las guerras son todas malas y terribles pero cuando éstas se realizan entre hermanos  la maldad se hace inmensa y las heridas, prácticamente, son incurables para siempre y eso es lo que parece que está ocurriendo en España más  concretamente en la España gobernada por la izquierda, como si ésta estuviera limpia de pecado y de no haber cometido las mayores atrocidades antes y durante la contienda (Solamente en Ciudad Real el Frente Popular, en la retaguardia, asesino a más de 2.400 personas) Es verdad que en España hubo un tiempo en el que prácticamente todos los españoles nos supimos perdonar y mirar hacia adelante porque unos y otros llevábamos mucho tiempo sin saber muy bien qué era la verdadera libertad.

Un hombre inteligente, capaz nacido en Daimiel, parece ser que ha cometido un gravísimo atentado contra las libertades de los ciudadanos y  tan sólo unos pocos se han dado cuenta de este problema, en estos días de septiembre, porque a éste también le han retirado la placa que se podía contemplar en las viviendas de la Obra Sindical del Hogar Vicente Galiana Utrilla. ¿Y qué sacrilegio ha cometido este hombre inteligente e insigne? Pues muy sencillo,  fundó un partido que fue legal en la República y lo es ahora en la democracia y por esto las milicias del Frente Popular lo fusilaron en Madrid en 1939. Sí, eso ha sido el gravísimo atropello social que cometió el Sr. Galiana y por eso lo mataron los semejantes o de los mismos partidos que ahora le vuelven a ultrajar arrebatándole la placa justamente merecida. Pero  ¿acaso el Sr. Galiana se mereció la muerte por defender la liberta?

Es verdad que en esta consulta popular ha votado mucha gente, nada más ni nada menos que 1.779 personas es decir el 2.3% de la población de Ciudad Real y este porcentaje les parece muy alto a las autoridades locales porque esperaban que los participantes fueran menos, por eso se hizo la consulta en verano; de todos modos, fueran más o fueran menos los votantes ya la decisión estaba tomada y los nombres de las calles se iban a cambiar sí o sí porque la ley se debe cumplir siempre, también en Cataluña, esto lo digo, porque en el equipo de gobierno están los de podemos que apoyan la independencia de esta región de España y por lo tanto están en contra de la Constitución Española que es lo mismo que estar en contra de la legalidad vigente.

Otros nombres son hoy del pueblo y para el pueblo como puede ser la  calle de la Virgen de la Cabeza donde unos  españoles y otros lucharon por sus ideas. Claro está, que este santuario pertenece a la devoción del pueblo de  casi  toda España y tiene, como no puede ser de otra manera, tintes religiosos y de advocación mariana; es un lugar de peregrinaje  de todas las regiones de España y se reúnen para  pedir a la virgen por sus familias y amigos. Pero ¿cómo va a permitir el frente popular del ayuntamiento de Ciudad Real que una calle lleve el nombre de la Virgen? Es evidente que hay que cumplir la ley especialmente si  es de nuestro interés

Muchas personas de Ciudad Real no entienden que eliminar los nombres de estas nueve calles o plazas así como derribar la estatua del alférez provisional, que a nadie ha hecho mal alguno, es de suma importancia para la vida de los ciudadrealeños y de no hacerlo se pondría en peligro la estabilidad emocional de muchos. Deben comprender los reacios a esto que había muchas familias sin poder pegar el sueño y muchos  llevaban bastante tiempo con problemas de salud porque por las noches se les aparecían los diablos del mal recordándoles que en  sus calles figuraban personas increíbles  que  Felipe González no quiso eliminar en los años ochenta porque no le pareció importante este gran problema, que tanto daño ha causado durante estos setenta y ocho años de paz y de libertad en los limpios de corazón de unos pocos ciudadrealeños.

Ningún problema, ni nada que objetar al cumplimiento de la ley,  mal llamada de Memoria Histórica,  porque solamente se ha aplicado en una dirección, aunque a mi entender  ésta nunca se debería haber promulgado por el gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero y el PP la debería haberla abolido durante los años que tuvo mayoría absoluta. España hoy está enfrentada unos contra otros y mucha culpa la tiene esta ley que ha servido también para recordar el odio existente en  la España  de 1936, hecha pedazos por la intransigencia de  unos y de otros. ¿No creen ustedes que ya ha pasado el tiempo suficiente para olvidar lo malo y lo bueno que hicieron entonces nuestros antepasados?

Recuerdo aquella bella  estrofa del poeta que decía:

Poderoso rey le dice/ Yo te confieso y conozco/ Que te ofendí siendo mozo/ Pero en la oscura prisión/ cubren ya canas mi rostro,

Las leyes deben servir, entre otras cosas, para mejorar la vida de los ciudadanos y no para complicársela como  les va a ocurrir a  todos los vecinos de estas nueve calles que se van a ver obligados a  solicitar mediante instancia el cambio de domicilio en el Registro de la Propiedad (40 euros), cambio en D.N.I., poner al día todos los documentos personales de la vivienda o local comercial, agua, luz, impuestos municipales, entidades bancarias y otros aspectos que no deseo enumerar pero todo esto, sin lugar a dudas que  las autoridades municipales ya se lo habrán comunicado a los vecinos afectados y todos ellos habrán  dado su conformidad votando y participando en esas 1779 personas por lo tanto, si ha sido así, no deben quejarse ahora..

Entiendo que para el ayuntamiento este problema es de suma importancia y relevancia económica y  mucho más en el ámbito político porque así han dado justo cumplimiento a la legalidad y, de paso, han saciado los apetitos de venganza que  los sufridores de la libertad han padecido durante estos setenta y ocho años. Comprendo que ha sido muy largo el tiempo de padecimiento para estos nuevos jóvenes, que han llegado a la política ayer, porque las placas de estos nueve personajes les viene hiriendo las retinas de sus ojos y posiblemente les hayan causado alguna llaga en el corazón que siempre debe estar dispuesto al perdón y nunca al odio eterno.

Retiradas, por fin, las famosas placas de los vencedores, según la memoria histórica, solamente cabe la reconciliación de verdad y como dicen los jóvenes, el buen rollo y la amistad sincera.  ¡Ojalá  esto sirva para que entre todos, seamos capaces de vivir libremente  y sin odio en el corazón¡

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress