Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Martes, 3 de octubre de 2017
DESDE EL CAÑAVERAL

Nunca acrecentar las desigualdades.

Guardar en Mis Noticias.

¡Cuántos crímenes cometidos, a los largo de la historia del ser humano sobre la tierra, por el mero hecho de querer ser diferente y de doblegar las voluntades de aquellos a los que había que exterminar por ser de una manera, raza, religión, rango económico distinto del dominador ¡

 Adolf Hitler, con el único deseo de potenciar la raza Aria por considerarla superior a la judía, polaca o gitana, cometió el mayor genocidio que jamás nadie había, ni siquiera, imaginado. Intentó exterminar a todo un pueblo por el único motivo de que los judíos eran diferentes a los arios germanos  y el exterminio consistió en quemarlos vivos en los hornos de  los campos de concentración.

Los comunistas de Stalin  fueron capaces de matar a más de sesenta millones de seres humanos por el simple hecho de no pensar como ellos. Construyeron ciudades enteras y abandonaron las viejas para realizar su gran revolución en la que, según ellos, todos iban a ser dichosos y felices porque todos serían iguales. Para ello a los que se opusieron a sus ideas los deportaron a Siberia y a campos de concentración hasta que murieron de pena y de miseria y alos obligados a aceptar sus ideas los concentraron en edificios verticales y en granjas comunes para poder vigilarlos siempre.

El gran dictador comunista rumano Nicolae  Ceausescu  destruyó más de treinta mil casas de ciudadanos rumanos para construirse su palacio imperial, sin lugar a dudas el mayor del mundo con más de 1100, habitaciones. A los que protestaron fueron hechos prisioneros en las  cárceles rumanas o dieron su vida construyendo, con pico y pala, el canal del Danubio a Bucarest, todo  este sacrificio del pueblo en pro de la verdadera libertad que ellos predicaban como únicos dueños de las ideas igualitarias.

Muchísimos ejemplos tenemos en la historia más reciente que nos hablan del dolor que han padecido unos porque los otros les han considerado diferentes, por su aspecto físico, ojos azules, pelo negro, unos centímetros más bajos o más altos un pensamiento diferente de entender la vida, más pobres o más ricos, más creadores o menos, más trabajadores o menos y así muchos aspectos que nos diferencian a unos de los  otros pero que jamás nos hacen ser mejores o peores.

España se construyó como nación con la unión del reino de Castilla de Isabel I  y el reino de Aragón con Fernando II el 18 de octubre de mil cuatrocientos sesenta y nueve  y definitivamente con la conquista del reino de Ganada el dos de enero de 1492. Sin lugar a dudas es la nación más antigua de Europa y la que mayor importancia tuvo en el desarrollo de las culturas  mundiales y europeas. La gran nación española se realizó con la aportación de las grandes diferencias de extremeños, andaluces, castellanos, aragoneses, gallegos, catalanes, vascos navarros que supieron superar las diferencias y  aunar criterios entorno a  las igualdades.

Han pasado más de  quinientos años de convivencia en común con los altibajos y vicisitudes  que toda familia sufre y padece en su vida diaria pero hemos sido ejemplo de unidad y de nación en todo el mundo, capaces de construir el mayor imperio nunca antes conocido en los campos del saber, del descubrimiento y de la potenciación de nuestra forma de ser y de entender la vida. Nuestra lengua, nuestra cultura, nuestro buen hacer es y será siempre reconocido por todas las latitudes de este pequeño mundo.

No somos iguales todos los españoles pero esas diferencias nos hacen grandes si somos capaces de asimilarlas, dirigirlas hacia la creatividad y sobre todo si sabemos compartir con el más desfavorecido por la fortuna. La solidaridad entre las regiones y por lo tanto entre los españoles siempre debe ser nuestra carta más noble de ser español. Es cierto que hay mensajes políticos especialmente de la izquierda que siempre están hablando de las diferencias entre ricos y pobres, entre trabajadores y vagos, entre los de la derecha y los de la izquierda, entre los que murieron  y los que mataron, entre los generadores de odio y los que desean perdonar y olvidar.

Decía que hay  regiones españolas que han convertido la riqueza en la gran diferencia nacional y en pro de ella son capaces de dar un golpe de estado contra la soberanía popular española. Los catalanes y los castellanos solamente nos diferenciamos en que nosotros les hemos hecho ricos a costa de nuestro trabajo y de vivir peor que ellos. España ha enriquecido a las regiones del norte, Cataluña y el País Vasco, y lo ha hecho con los hombres y mujeres que, un día, tuvieron la desgracia de no tener trabajo en sus regiones y por ello desplazarse a Cataluña para sufrir el desprecio de los ricos y burgueses catalanes. Pero no debemos olvidar que muchos españoles,  catalanes, vascos, castellanos, andaluces extremeños tuvieron que emigrar a Alemania,  en los años sesenta, para desarrollar en este país el trabajo que no querían hacer los alemanes, porque en España no había trabajo, pero  éstos nunca renegaron de España.

El problema catalán es sencillamente un problema de insolidaridad  y de desprecio a los pobres  que no son catalanes  pero les  están haciendo ricos todos los días porque les compran sus productos, les entregan los bienes primarios para que ellos los trasformen y nos los vendan al precio que quieren, solamente quieren a España para mercadear con los españoles.

Nadie puede entender que la burguesía catalana y especialmente sus dirigentes se hayan unido con los antisistema, los pobres y marginados catalanes, la mayoría procedentes de todas las regiones de España para atentar contra el estado y así preservar sus privilegios económicos. Esto parece el mundo al revés porque jamás la izquierda más radical ha defendido al capital y a la desigualdad por razones económicas. Esta huida hacia ninguna parte solamente esconde odio económico contra los que ellos dicen que les robamos. Nadie puede entender a la CUP apoyando a los ricos catalanes  y mucho menos a Podemos, partido comunista de España pero nacional, cuando ante un golpe de estado, se ponen al lado de los golpistas y en contra de todos los españoles.

¿Cómo pueden denunciar las medidas policiales muy proporcionales, por cierto, empleadas por el gobierno  para impedir un golpe a la democracia y son ustedes incapaces de denunciar las ciento setenta muertes cometidas por las fuerzas represivas del Sr. Maduro en el golpe de estado contra la democracia venezolana? Sr. Iglesias en Cataluña se ha cometido una gran ilegalidad democrática contra el pueblo español y solamente tiene un objetivo logra la independencia de Cataluña para que la burguesía dirigente pueda eludir la ley por los grandes robos cometidos. Usted no se ha enterado de nada, usted  con tal de echar a Rajoy le importa un pimiento España y su unidad. Cuanta más revolución mejor para sus intereses de dominar a los españoles y crear una república al estilo de la que sus antecesores crearon en Rusia y los países del este europeo y mire cómo están los pobres.

Ahora le toca  a usted y a su partido estar al lado de la legalidad y apoyar la democracia de la ley y no las diferencias de los ricos catalanes. Es evidente que su partido está fuera de onda y solamente el odio y el rencor guían su actuación política. Debe enterarse que España no ha nacido cuando usted y que los dirigentes catalanes no quieren ser solidarios con las demás regiones españolas y ese es el problema fundamental de este golpe de estado. Sea coherente  y ayude a los españoles a defender su nación.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress