Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Miércoles, 22 de noviembre de 2017
DESDE EL CAÑAVERAL

Los enemigos de España están dentro de ella.

Guardar en Mis Noticias.

Decía Otto von  Bismark: El día que los españoles dejemos de autodestruirnos España volverá a ser la nación más poderosa de Europa. La historia es certera y coincide plenamente con las palabras del canciller alemán porque siempre nuestra nación ha sido combatida desde dentro por los propios españoles que no han dudado en tirar piedras a su tejado , unas veces convencidos de la propiaflagelación por los errores cometidos y la mayoría de las veces por complacer a las naciones que nos rodeaban pensando que sus ideas y formas de vida eran mucho mejores que las nuestras cuando en realidad su único objetivo fue siempre la destrucción y la división de España.

¿Cómo se podría entender  el discurso de Pablo Echenique cuando quiere construir en Aragón un remedo de lo que está pasando en Cataluña si no fuera porque éste y sus colegas comunistas tienen claro que dividiendo vencen? Ciertamente que Echenique no conoce la historia de España y posiblemente nunca la conocerá como yo conozco poco la de su país y menos la de Rosario. ¿No creen que es maquiavélico  y vergonzoso  para un español que venga un señor de Rosario (Santa Fe) Argentina a diseñarnos como se destruye la nación que, un día, fue la más poderosa de la tierra? ¿Acaso hay alguna duda que Pablo Iglesias y su partido apoyan al independentismo catalán, vasco, gallego y de cualquier otra región de España con tal de destruir nuestra unidad nacional? ¿La similitud  entre las propuestas de los comunistas para dividir a España formando lo que ellos llaman país de  países no es semejante al deseo de los republicanos de la primera república española de formar  la España de cantones  en todas las provincias para después formar el estado federal?

Históricamente, los enemigos de la patria siempre han sido los traidores, parásitos de esta sociedad y de la sociedad de siempre que no siendo capaces de vencerla de frente se esconden detrás de iniciativas internacionales enemigas de España para romper nuestra democracia, nuestra libertad y nuestra sociedad que tanto ha costado edificarla. A Viriato, insigne defensor de Numancia (Soria),  los enemigos de España  fueron los traidores que le entregaron a Roma. Los enemigos de España entregaron nuestra patria a Napoleón para que se convirtiera en dueño absoluto de todo el territorio. En el siglo XX  los destructores de España llegaron al extremo de causar un millón de muertos en una guerra civil que se podía haber evitado si los políticos internos hubieran sido menos canallas y miserables. ¿Volverá alguna vez el oro robado y enviado a Rusia? En la actualidad los comunistas y una multitud de mal educados o mejor de mal  adoctrinados por políticos sin escrúpulo, miserables que prefieren gobernar sobre borregos que sobre seres libres se dedican, desde falsas ideas nacionalistas y populistas, a torpedear las constitución Española sembrando odios y separatismo.

Algunos siguen empeñados en resucitar los fantasmas del pasado, románticos sin historia   y con el corazón lleno de deseo de venganza y todos los días se levantan pensando en el ayer porque como decía Jorge Manrique en las coplas a la muerte de su padre, el Conde de Paredes de Nava y Maestre don Rodrigo,todo tiempo pasado fue mejor. El poeta, como muchos piensan siguen pensando hoy, que los tiempos pasados fueron mejor que los actuales y en eso se confunde plenamente porque no es comparable el bienestar del ser humano actual a los sufrimientos, enfermedades, hambrunas, fríos, calamidades que nuestros antepasados tuvieron que sufrir. Pero es evidente que hay muchas personas ancladas en el pasado que nos quieren hacer creer que entonces se vivía mejor que ahora y eso no es cierto ni mucho menos. Los paraísos terrenales no existen y los paraísos comunistas y soviéticos hace ya algún tiempo que fueron aborrecidos por sus ciudadanos.

Lo mismo ocurre con las ideas políticas,  con los odios guardados, con las maldades ocultas en el corazón y con los deseos de venganza a cumplir de la forma que sea y del modo que convenga. Los nacionalismos, los comunismos, los  antisistema, los marginados por ellos mismos, los que se oponen a todo  porque lo tienen grabado en sus genes, siempre están buscando la forma de romper lo que otros hemos construido. No desean un mundo más justo, más solidario y más libre, no, solamente luchan por ellos mismos por alcanzar su plenitud de dominio aunque esto vaya en contra de las voluntades mayoritarias de una sociedad que quiere vivir en paz, en libertad y justicia. Son capaces de inventarse las maldades más obscenas , son capaces de difamar a su propia nación divulgando falsedades, tuiteando al mundo entero que en España no hay democracia fiable, que se persigue por las ideas políticas, que hay represión institucional, que la policía carga contra los manifestantes pacíficos, que como señalaba el tonto útil de Rufián, justo nombre para tal personajillo, a Mariano Rajoy hay que llevarlo a la cárcel esposado y para ello alardeó,  en el Congreso de los Diputados, con unas esposas que a él le venían a medida.

Se comenta y se ha oído en multitud de ocasiones que los principales y mayores culpables de la injusta leyenda negra sobre España, inventada sobre el reinado de Felipe II, son los ingleses, holandeses norteamericanos, franceses y países nórdicos dedicados al asalto y al robo de nuestras naves en el mar durante muchos años, pero yo os digo que los verdaderos culpables de la mala fama de la  España de ayer y de hoy así como de la condena de su historia son los mismos españoles, en especial esa muchedumbre de traidores, malnacidos, paniaguados y canallas que a lo largo y ancho de nuestra  hermosa historia  no han hecho otra cosa que intentar destruir nuestra nación  tratando de dividirla, enfrentarla, corromperla y traicionarla con mentiras, abusos, injusticias y necedades.

Debería llegar el momento del análisis y de la reflexión en torno a los comportamientos de los grupos políticos y de sus ideas sobre España como marca  conocida y reconocida en el mundo. Ni en Japón, ni en China, ni mucho menos en los EEUU de  América  conocen donde se ubica Gerona, Tarragona, Lérida, Segovia, Murcia por ejemplo, ni mucho menos a que región de España pertenecen. Barcelona se la conoce por el equipo de futbol, por los juegos olímpicos y ahora por los independentistas pero no crean que  por otra cosa.  Lo verdaderamente importante es la marca España, la marca Francesa, Alemana, China  porque sencillamente son las reconocidas en  todo el mundo ya durante muchos años y cuando se trabaja bien en una parte de estas naciones, ese trabajo  pone en valor, en la medida que fuere, el reconocimiento mundial de  esa nación y no del valor de la parte.

La Política es una partida contra el tiempo dice Gerónimo Molina y  de ninguna manera podemos estar, en estos tiempos de competición  internacional, apagando fuegos internos de independentistas, nacionalistas o comunistas disfrazados de populistas cuyos intereses no caminan en la dirección del bien común y en favor de la unidad y de la justa distribución de la riqueza entre todos los españoles. Divide y vencerás dice el refrán castellano y la historia corrobora este aserto; cuando una nación se rompe en pedazos porque  los malos políticos se dedican a aumentar las diferencias  posibles entre  las regiones haciéndolas absolutas y no trabajan en pro de lo mucho que nos une, es entonces cuando cobra sentido aquellas palabras de  Carl Schmitt, la política debe distinguir claramente entre el amigo y el enemigo de España para actuar con eficacia desde todas las instituciones y crear en el individuo un corpus de conocimientos que apoyen las ideas de unidad, libertad, verdadera democracia y justicia distributiva. 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress