Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ImásInformación
Lunes, 27 de noviembre de 2017
toledo

La Guardia Civil investiga a tres personas por un delito contra el patrimonio histórico

Guardar en Mis Noticias.

Estas personas habrían causado daños en un tramo de la Canalización Nueva del Torcón a su paso por Polán.

La Guardia Civil ha investigado a tres personas por un delito contra el patrimonio histórico y otro de daños, como responsables de la demolición de 95 metros de la Canalización Nueva del Torcón a su paso por la localidad de Polán.

 

El pasado mes de septiembre, un trabajador de una empresa de agua interpuso una denuncia ante la Guardia Civil de Mora tras observar como se derribaba parte de la Canalización Nueva del Torcón, por lo que el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Toledo se hizo cargo de la investigación y de la instrucción de diligencias.

 

Los agentes confirmaron que habían sido derrumbados 95 metros de este canal, que actualmente se encuentra en desuso, y que fue construido en los años 40 del siglo pasado para llevar agua potable desde el embalse del Torcón hasta la ciudad de Toledo. Esta construcción es un bien de dominio público y se encuentra inventariado en el Ayuntamiento de Toledo y recogido como Patrimonio Cultural de Castilla la Mancha.

 

[Img #32401]

 

El derribo corresponde a un tramo con cubierta de hormigón que salvaba una pequeña vaguada de 1’5 metros de profundidad sobre el arroyo Conde, que discurría encima de una arcada realizada sobre mampostería trabada con mortero de cemento y rematada con bordillos de sillares de granito. Su parte superior se usaba para el paso de personas a modo de puente.

 

El SEPRONA comprobó que las obras sobre este bien protegido se habían realizado sin que existiera ninguna autorización ni licencia administrativa, por lo que se tramitaron las correspondientes denuncias administrativas ante los Ayuntamientos competentes, la Dirección Provincial de Educación Cultura y Deportes y ante la Dirección Provincial de Agricultura Medio Ambiente y Desarrollo rural de Toledo por el destino no autorizado dado a los residuos generados por el derribo.

 

La investigación llevada a cabo por el SEPRONA de Toledo ha concluido este mes de noviembre con la investigación de tres personas, como responsables de un delito contra el patrimonio histórico y otro delito de daños, siendo entregadas las diligencias en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Toledo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress