Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ImásInformación
Miércoles, 3 de enero de 2018
LA RECETA

Pechugas de pollo al limón

Guardar en Mis Noticias.

Paso 1:

Para hacer estas pechugas de pollo al limón, lo primero que debes hacer es preparar las pechugas. Límpialas de posibles restos de grasilla o impurezas y salpimiéntalas.

Paso 2:

Pela los ajos y pártelos por la mitad para retirarles el germen, responsable de que repita y resulte indigesto a muchas personas. Pícalos en trozos y añade estos trozos al mortero. Lava el perejil y sécalo ligeramente con la ayuda de un papel absorbente. Retira los tallos del perejil y añade las hojitas al mortero. Pon un pellizco de sal y machaca perfectamente hasta reducir el ajo y el perejil a una pasta. 

Paso 3:

Ralla el limón con cuidado de sacar solo la parte amarilla, que es donde están los aceites esenciales y el sabor cítrico… y no la parte blanca de la cáscara, que resulta amarga. Añade esta ralladura al mortero junto con el ajo y el perejil. Reserva.

Paso 4:

Acerca una cacerola al fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra y dora las pechugas perfectamente, hasta que queden bien doraditas por todos los lados. En cuanto estén listas, retíralas a un plato aparte y reserva.

Paso 5:

En la misma cacerola, incorpora el majado del mortero de ajo, perejil y ralladura de limón. Añade el caldo de pollo y sube el fuego al máximo hasta que comience a hervir. En ese momento, devuelve las pechugas a la cacerola y deja cocer a fuego medio durante 30 o 35 minutos. Unos minutos antes de terminar, incorpora el zumo de limón y sube el fuego para que hierva a borbotones.

Presentación:

Sirve tus pechugas de pollo al limón inmediatamente. Para un emplatado más bonito, puedes adornar el plato con una rodajas de limón pasadas rápidamente por la plancha. Para una comida completa, puedes acompañar con un plato de arroz blanco, con unas patatas fritas o con un puré de patatas. ¡Delicioso!

Sugerencia:

No dudes en emplear el caldo de pollo DIA para hacer estas pechugas de pollo al limón. Da un resultado extraordinario y aportará un sabor delicado, pero intenso.

Truco:

Si te has pasado con el caldo y la salsa de este pollo queda demasiado líquida, puedes sacar las pechugas, disolver una cucharilla de maicena en el zumo de limón e incorporarlo… y darle un hervor hasta que espese.

En Demos la vuelta al día: Trucos para hacer un filete empanado perfecto

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress