Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
OPINIÓN
Miércoles, 16 de mayo de 2018
Opinion

TENDENCIAS ELECTORALES QUE TODO LO ARRASAN

Guardar en Mis Noticias.

¿Son creíbles los sondeos electorales que estos días proliferan en medios de comunicación? Sí, lo son. Los sondeos son herramientas utilísimas si bien no hay que verlos de forma aislada, sino conjunta; interesa de ellos la tendencia de voto que marcan. Hagamos un ejercicio de política ficción de lo que podría pasar en Castilla-La Mancha en las próximas elecciones municipales y regionales dentro de un año.

En términos políticos, se está ya en precampaña. La intensa actividad de los partidos buscando alianzas, confeccionando listas electorales, buscando a los mejores candidatos para alcaldías, redactando programas electorales… va a ser importante para los resultados finales. Sin embargo, toda la acción política municipal y regional se verá, como siempre, afectada por las tendencias que, a nivel nacional, vienen marcando la vida política en España.

Mi opinión particular es que las tendencias electorales van a arrasar con casi todo en las elecciones municipales y regionales de 2019; creo que será limitada la influencia de los programas electorales, los candidatos, la historia y arraigo de los partidos… Castilla-La Mancha también se verá afectada por esas tendencias si bien aquí ligeramente atenuadas por las características del peso de la población rural, su dispersión, el reparto de la riqueza, etc.

Analizando la evolución del voto en nuestra región en estos últimos años, el año 2014 (con las Elecciones Europeas) fue el que determinó el ascenso de los partidos nuevos y el declive de los tradicionales; hasta ese año el bipartidismo concentró el voto a derechas e izquierdas, algo que estuvo muy marcado en nuestra región; desde entonces la fragmentación del voto, el hastío ciudadano por la política, la incertidumbre y la inestabilidad institucional han sido la tónica dominante.

Los sondeos publicados a nivel nacional pronostican un descalabro de PP y PSOE y un ascenso considerable de Ciudadanos, manteniendo Podemos a duras penas sus posiciones. A nivel regional, la única información de la que se dispone, de parte interesada, es la encuesta difundida recientemente por el PSOE. Pues bien, sobre la base de estos sondeos y el histórico de voto real, se pueden hacer una serie de apreciaciones personales.

El PSOE mantendrá sus posiciones y será el partido más votado en la región; salvo en los momentos iniciales de la democracia y procesos como las Generales y Europeas, su peor resultado fue en el año 2015 con un 36,1% en las Autonómicas y un 37,8% a nivel municipal; el PSOE goza de una notable ventaja por su fuerte implantación territorial (principalmente en el ámbito rural), por los altísimos niveles de conocimiento del Presidente regional y, sobre todo, por gestionar el presupuesto de la Junta de Comunidades; para hacer política no hay nada como demostrar las intenciones con realidades (partidas presupuestarias). Lo tiene todo a favor para ganar las elecciones.

El PP perderá representación en todos los terrenos. Su inercia a nivel nacional es negativa y ello afectará a nivel local y regional; además, no dispone todavía de candidato para una región tan extensa como la nuestra que gusta de ser recorrida de cabo a rabo; no obstante su fuerte implantación territorial, no será suficiente con que el candidato desembarque unos meses antes de las elecciones y haga política a través del plasma de la televisión y las redes sociales; el carácter rural de Castilla-La Mancha agradece el contacto directo con los ciudadanos.

Podemos volverá fortalecido a las Cortes y ayuntamientos si concurre en confluencia con otras fuerzas. Más que candidatos y programas electorales, su secreto de éxito será sumar fuerzas con otros partidos y movimientos de izquierda alternativa.

Ciudadanos entrará por la puerta grande en las Cortes regionales, conseguirá alcaldías y entrará a participar en muchos gobiernos municipales; así lo confirman los porcentajes crecientes de respaldo popular en las diferentes citas que en nuestra región hemos tenido; desde su irrupción en Castilla-La Mancha con un 2,2% (Europeas 2014) ha escalado hasta el 13% (Generales 2016). Los vientos soplan a favor; si, además de dejarse llevar, presentan buenos candidatos, listas y programa, todo ayudará a confirmar las expectativas.

Los partidos peor parados por las tendencias y sondeos dirán que “todavía queda partido” y que el único resultado válido es el que arrojan las urnas; es verdad y es la esperanza a la que se aferran; pero también es cierto que se están, en parte, engañando a sí mismos y a sus votantes. No hay más ciego que el que no quiere ver. Queda poco para que los ciudadanos hablen alto y claro.

 

Antonio Contreras Almendros

Socio Fundador de EYOS demoscopia

www.eyos.es

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress