Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Lunes, 8 de octubre de 2018
DESDE EL CAÑAVERAL

El MIR en Sanidad y el DIR en Educación

Guardar en Mis Noticias.

Tanto se ha escrito sobre EL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL  que posiblemente ya se han plasmado, en papel todos, los remedios necesarios y posibles para que este problema  ya estuviera totalmente resuelto y hubiera dado los resultados que la sociedad lleva muchos años demandando, pero que por causa de los  partidos políticos de turno nunca ha sido tratado con la relevancia,  y yo diría dignidad, que el tema exige. No somos los primeros de Europa en resultados positivos pero sí somos uno de los países de la Unión Europea que más gastamos en educación.

En otro artículo que publique, dije y hoy lo ratifico, que en España el partido que gana unas elecciones impone, sin que tenga el apoyo de los demás partidos, su propio sistema educativo, porque está plenamente convencido que el modelo que implanta es el ideal para adoctrinar  a los estudiantes y así, en un futuro muy próximo, conseguir la voluntad en las urnas. Nunca en España los partidos políticos han sido capaces de ponerse de acuerdo en algo tan importante como es la educación de sus ciudadanos así como la implementación de un sistema capaz de ilusionar a los escolares.

Todos los profesionales de la educación están de acuerdo que hay fallos que se deben mejorar más pronto que tarde. El sistema de formación no es correcto, los accesos a las carreras educativas no  son los  adecuados, las prácticas docentes no están bien diseñadas, el número de estudiantes en las aulas está masificado, el acceso a la función docente deja mucho que desear, las Facultades de Educación no son verdaderos centros de formación de maestros más bien se han convertido en centros de segundaria, donde los departamentos campean a su aire y trabajan para ellos sin pensar en el modelo de maestro/a que demanda la sociedad actual, donde hay más profesores a tiempo parcial que profesionales con dedicación completa, donde ni siquiera hay un departamento dedicado a la educación pero abundan  otros de todo tipo y condición, donde prácticamente las tesis doctorales y las investigaciones  no se hacen sobre métodos, sistemas, modelos de enseñanza y aprendizaje que incidan directamente en la docencia sino que se trabaja para acreditarse y subir en la escala profesional. Más de 80 Facultades de Educación  de España dicen: que es necesario revisar la nota de acceso a educación, es imprescindible reducir la ratio profesor estudiante, es obligado mejorar las prácticas de enseñanza. En definitiva el modelo de formación actual no es válido.

Si a todo esto, que después quisiera desgranar, sumamos la poca consideración social que hoy tienen los docentes en España,  donde han perdido el respeto, el cariño, el apoyo familiar, en muchos casos el desprecio del estudiante y por supuesto la discriminación administrativa en el pago de haberes, siempre comparándoles con otras profesiones que nada tienen que ver con su estatus académico y con su responsabilidad profesional, comprenderemos que los sistemas educativos españoles, de estos tiempos, no sean nada halagüeños para los mejores estudiantes de bachillerato que optan por otras profesiones de prestigio especialmente de ciencias y de medicina.

Los hechos son los que son y nadie puede refutarlos. Hoy los estudiantes con peores notas en la PAU (antes selectividad)  acceden a las Facultades de Educación de España. ¿Esto quiere decir que los peores estudiantes  de hoy mañana serán los mejores  docentes de mañana? Es evidente que no así es  y aunque hay magníficos profesores que se dejan la piel en las aulas para poco les sirve  si lo que hacen está bien considerado  ni por la sociedad ni por las instituciones. ¿Entonces los docentes no están bien formados? Pues tengo que decir que  no, aunque a pesar de todo tenemos unos buenos profesionales vocacionales a los que la administración no motiva, no incentiva, no considera y esto  evidentemente  es un grave problema, no muy difícil de solucionar.

El sistema está formando a miles de docentes (Maestros/as) que nunca ejercerán la profesión ero sí masifican las aulas y  las Facultades de Educación están saturando, desde ya hace tiempo, el mercado de trabajo concediendo titulados y más titulados sin  la adecuada evaluación de estos titulados para el mercado de  trabajo. Dice  Juan Carlos San Pedro, presidente de la Conferencia de Decanos de Educación de España y decano de la Facultad de Educación de Oviedo: Toda la sociedad está demandando un servicio de calidad quieren un restaurante de tres estrellas y nosotros tenemos fábricas de dar de comer a 800. Eso sí no es igual tener cien estudiantes en clase que trabajar con veinticinco o treinta, acomodando los métodos de enseñanza lo más individualizados posibles y sabiendo cómo se va realizando el proceso de aprendizaje día a día. Falta la conexión con el aula profesional y con los sistemas que se implantan en las escuelas o centros educativos.

Creo que es necesario, con necesidad de medio, unificar los sistemas de acceso a la función pública pero mucho más relevante debe ser la modificación del sistema de oposiciones que rige en estos momentos para acceden a un puesto de profesor. El MIR, como sistema de formación de especialistas en sanidad, ha dado unos buenos frutos y, hasta la fecha,ha cumplido con las demandas sociales y de los estudiantes. Bien es verdad que en estos momentos la abundancia de médicos salidos de las facultades son más que suficientes para cubrir las necesidades del sistema pero me parece que las pruebas están dando un buen resultado. También es verdad que el sistema MIR de acceso a las especialidades médicas no solamente se usan en sanidad, ya este modelo se ha extendido a otros campos del saber, como pueden ser: Biología (BIR), Psicología (PIR) Enfermería (EIR), Química (QIR) o Radio físico (RFIR) con resultados normalizados.

Más del 65% de los profesores piden un modelo MIR para educación tal como propone el estudio  La voz del profesorado, en una encuesta patrocinada por el Consejo General de Colegios de Doctores y Licenciados. No sabemos la opinión del Colegio Profesional del Maestro ya que este organismo de participación, opinión y representación de los maestros de España aún no se han configurado como tal y esto nos parece grave. El 77% de todos los docentes cree que el sistema de inserción actual a la carrera docente no permite conectar adecuadamente la formación inicial con el ejercicio de la profesión. Más aún consultados los estudiantes de prácticas en los centros docentes dicen que aprenden más  métodos, sistemas, modelos de enseñanza aprendizaje en tres meses que en cuatro en la Facultad de Educación.

La implantación del modelo MIR en el acceso a la docencia debe hacerse ya, bien se podría llamar DIR ( docente interno residente), para que los mejores puedan pasar al sistema educativo, pero esto no es suficiente, ni mucho menos, es preciso acometer una gran  pacto por la educación que consolide un sistema educativo duradero, que acometa de verdad la formación de los docentes, que se dignifique de una forma eficaz, la figura del profesor(autoridad en el aula), que aunque el prestigio no solamente se consigue desde la perspectiva económica , también se haga, por parte de la administración, el suficiente esfuerzo económico para hacer atrayente esta profesión, que se reduzca drásticamente la ratio profesor estudiante, que las Facultades de Educación se conviertan en auténticos centros de formación generalista donde un departamento de educación vertebre los modelos y sistemas de aprendizaje y que se investigue en educación, que desaparezcan para siempre tantos y tantos departamentos inútiles y endogámicos que únicamente sirven para progresar académicamente sus miembros.

El sistema educativo no se puede volver a parchear con algunas medidas, no, el sistema educativo debe revisarse casi en su totalidad para que los verdaderos artífices del sistema, profesores y estudiantes adquieran la relevancia robada por todos, más por unos que por otros, pero toda la sociedad debe asumir, en la parte que le corresponda, los fracasos que la educación ha generado en muchas generaciones de estudiantes. La educación es de todos, todos beben o han bebido del mismo agua y es, por tanto, obligación de todos hacerlo más eficaz, más duradero y no dejarlo al vaivén de los partidos ganadores de unas elecciones para que hagan su reforma educativa conforme a su ideología política.

Fdo. Emilio Nieto López

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress