Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Casimiro Pastor
Martes, 4 de diciembre de 2018
DESDE MI LIBERTAD

El experimento andaluz

Guardar en Mis Noticias.

«A quienes no les interesa la política les gobiernan los que sí les interesa». Winston Churchill

Está por ver cómo quedará constituido el Parlamento andaluz después del 2-D, pero el resultado ya está, y la derecha suma más escaños que la izquierda. Que si los ERE, que si una parte del electorado de izquierdas prefirió el sillón de su casa en vez de la urna, etc., son explicaciones que tendrán que analizar quienes tienen la responsabilidad de hacerlo. También se lo tienen que hacer mirar las empresas de encuestas.

 

Lo verdaderamente preocupante es la irrupción de la ultraderecha en un parlamento. Un partido que, para empezar, lleva en su ideario suprimir las autonomías, ¿qué hace entrando en aquello que pretende eliminar? Un lobo disfrazado de oveja o un caballo de Troya, que cumple punto por punto con los estándares de la extrema derecha en boga en otros países europeos. Esa derecha nacionalista que nos llevó a dos guerras mundiales el siglo pasado.

 

Esa ultraderecha con la que Pablo Casado no tiene empacho alguno en declarar estar dispuesto a llegar a acuerdos para conseguir gobernar en Andalucía. Quizá sea porque, en realidad, el actual presidente del PP no esté tan lejos del ideario de esta nueva formación. Y eso también es preocupante, porque es un partido que ha estado gobernando en los últimos años y aspira a volver a gobernar. Pero Ciudadanos, ese partido que se dice de centro y que ha sido socio de gobierno del PSOE en la pasada legislatura, ¿qué piensa hacer? ¿Se quitará la máscara de la moderación para irse con el PP y VOX en aras de la gobernabilidad?

 

En cualquier caso, Andalucía se ha convertido en un laboratorio electoral para toda España. El próximo es un año de citas electorales, con una derecha más desatada. Eso de que España es de izquierdas habrá que demostrarlo en las urnas en cada cita electoral, pues en caso contrario, volveremos al camino ya conocido de pérdida de derechos sociales, de privatizaciones, de pensiones sin actualizar y de empobrecimiento de las clases medias. Y eso ya sería a pelo, sin la excusa de la crisis, porque sería la derecha sin complejos, como se declaran.

 

www.casimiropastor.blogspot.com

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress