Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Miércoles, 2 de enero de 2019
DESDE EL CAÑAVERAL

Pedro Sánchez y el independentista Quim Torra

Guardar en Mis Noticias.

Joaquín Quim Torra Pla nació un 28 de diciembre de 1962 en  Blanes, localidad de Gerona, dentro de una familia de clase burguesa y de un nivel cultural elevado y muy anclado en el mundo independentista catalán. Estudió abogacía en la Universidad Autónoma de Barcelona y realizó el servicio militar en la Instrucción Militar Escala de Complemento (IMEC) jurando la bandera española y alcanzando el grado de sargento.

 

Muchos años de su vida, casi veinte, los pasó trabajando para la empresa de seguros Winterthur por lo que tuvo que vivir dos años en Suiza hasta que la empresa prescindió de sus servicios. A partir de este momento desarrolló diferentes responsabilidades dentro de la sociedad catalana siendo vicepresidente y presidente de Omniun Cultural, director del centro de estudios de temas contemporáneos, gerente de la empresa municipal Foment de Ciutat Vella, creador de la editorial  A Contra Vent Editors hasta que en el año 2017 asume la presidencia de la Generalidad de Cataluña por haberse presentado el número 11 en las listas por Junts per Catalunya, por Barcelona.

 

Hasta aquí algunos rasgos profesionales que identifican al presidente de la Comunidad Catalana pero lo más importante son sus rasgos identitarios, sentimentales y políticos. Para  Joaquín Coll el pensamiento de Torra es xenófobo, supremacista, hispanófobo, ultranacionalista. Para Miguel Giménez el perfil de Torra es: xammariano, católico, tímido, intransigente, feroz, radical y compulsivo y por último para Jaume Reixach,Torra representa la reliquia de un independentismo de matriz étnica. No es muy halagüeño el retrato que estos autores nos presentan de un hombre que dirige los destinos de miles de ciudadanos y que debería brillar por tener otros perfiles muy diferentes para gestionar lo público y dirigir a un gran pueblo por otras vías muy diferentes a las que él preconiza.

 

Pedro Sánchez Pérez-Castejón nació en el barrio de Tetuán (Madrid) en el seno de una familia acomodada, estudió en el Ramiro de Maeztu y después se licenció en ciencias económicas y empresariales en el Real Centro Universitario María Cristina de el Escorial (RCUMCE) centro  privado y de élite  perteneciente a la universidad Complutense de Madrid. Se doctoró en la universidad privada Camilo José Cela y en el 2003 después de no haber conseguido el acta de concejal del ayuntamiento de Madrid accediendo a tal cargo por el cese de Elena Amedo. En el 2007 definitivamente consiguió el acta de concejal en el Ayuntamientode Madrid pero en el 2008 no consiguió el acta de diputado de la Asamblea de la Comunidad de Madrid. En el 2014 sucede a Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general del PSOE pero es obligado a dimitir en 2016 por discrepancias políticas con los varones de su mismo partido.

 

En 2018 decide presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy, y contra todos los pronósticos, consigue que todos los partidos de izquierdas más los independentistas le apoyen y consigue la presidencia de la nación gobernando con los presupuestos económicos del anterior gobierno y contra los que había votado recientemente. Forma gobierno con 17 ministerios, ampliando en cinco los del anterior, y comenzando el ya famoso diálogo con el presidente de Cataluña para solucionar la involución que este territorio o mejor dicho los dirigentes catalanes tienen contra la nación española.

 

Como podemos observar, los dos dignatarios  proceden de  familias burguesas que han estudiado en centros privados y que han podido, sin ningún problema económico, afrontar los problemas de la crisis que la mayoría de los españoles hemos sufrido. Aunque no son de la misma generación ya que Torra es diez años mayor que Sánchez, ambos conocen el sistema constitucional español y de alguna forma han trabajado dentro de él sin muchos reparos. Es verdad que Torra siempre ha tenido como norma y como criterio  la lucha contra todo lo que se pareciera a España o tuviera alguna relación con lo español, mientras que Sánchez está impregnado del sistema constitucional español y trabaja por defender los principios básicos que defiende la Constitución de 1978.

 

Las relaciones institucionales entre el estado español y la comunidad catalana siguen sin resolverse y podríamos decir empeorando cada día un poco más al mismo tiempo que crecen los problemas de orden público provocados por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR). El diálogo no ha dado sus frutos y la situación ha entrado en punto muerto, dado que el presidente Sánchez tiene la obligación de presentar los Presupuestos Generales y la Generalidad catalana no se los quiere aprobar y sus votos son definitivos. En este contexto, se programa una reunión del Consejo de Ministros en Cataluña y con otra al más alto nivel, entre iguales como si de dos presidentes estatales se tratara, con toda la oposición en la calle y los  CDR   cortando autovías, calles y ocupando las plazas de Barcelona.

 

La reunión se celebra y el Consejo de Ministros aprueba algunas medidas económicas como la subida a los jubilados y la elevación del salario mínimo a 900 euros. De nuevo el diálogo fracasa y las reivindicaciones del gobierno catalán siguen en el mismo puntode partida, más aún, a parte de la declaración institucional de las dos administraciones autonómica y estatal, el Sr. Torra entrega al presidente del gobierno de Españauna propuesta de acuerdo democrático con 21 puntos se entiende para solucionar el problema catalán y así apoyar los presupuestos generales.

 

Entre las 21 exigencias,  dos fueron desveladas por la portavoz Elsa Artadi en el sentido de: Desfranquización de España y Regeneración democrática del Estado Español, mientras la tercera, Mediación internacional para solucionar el conflicto entre España y Cataluña, la realizó el presidente catalán en la ofrenda  a Francesc Maciá en el cementerio de Montjuïc con ocasión del 85 aniversario de la muerte del primer presidente de la Generalitat republicana. ¿Por qué no conocemos los 18 puntos restantes? Pues muy sencillo tal como manifiesta el Sr. Torra porque es un supuesto pacto con Moncloa. Esto lo niega el ejecutivo de Pedro Sánchez. ¿Pero no estamos en un estado de derecho donde la verdad debe ser demostrada? ¿Entonces por qué el Presidente del Gobierno no hace público dicho documento para que todos sepamos las pretensiones de los independentistas?

 

Creo que todos los españoles tenemos el derecho de saber la verdad de todo lo hablado y pactado en la reunión, al más alto nivel,celebrada con la liturgia impuesta por Torra. No parece de recibo que a estas alturas de la discrepancia y del diálogo frustrado sigamos elucubrando las propuestas independentistas. ¿Puede que sean tan descabelladas que el presidente del gobierno le dé vergüenza hacerlas públicas?. Puede que sean económicas y es mejor seguir concediendo privilegios públicos sin que los ciudadanos se enteren de nada.

 

         Parece obvio que el presidente del gobierno se haya reunido con el Rey y le haya presentado el documento en cuestión, pero no hay razones democráticas para que todo el pueblo español conozca todas las propuestas y todos los acuerdos entre ambos dirigentes porque los temas son de tal envergadura política, económica y social que, en cualquier país de nuestro entorno ya el presidente habría tenido la solvencia moral de presentar el mencionado documento con todos y cada uno de los puntos así como las contrapropuestas del ejecutivo español.

 

No parece la mejor receta esconder la cabeza debajo del ala y no decir la verdad ni a la ciudadanía ni ante los representantes del pueblo español. La oscuridad es el mejor amigo de la ineficacia política y de la concesión de privilegios por debajo de la mesa. La independencia de Cataluña no se trata, la aplicación de la ley a los golpistas no corresponde al poder legislativo poner trabas, la solidaridad regional es intocable y el cumplimiento de la ley en todo el territorio español es un imperativo de todo dirigente político.

 

Por favor Sr. Sánchez haga público el documento que le entregó el Sr. Torra si quiere que el pueblo español le pueda creer.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress