Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Jueves, 14 marzo 2019
DESDE EL CAÑAVERAL

¿Se debe dialogar siempre?

Guardar en Mis Noticias.

Si entendemos como diálogo el descubrimiento compartido de la verdad a través del significado de las palabras entonces si estamos siguiendo el criterio etimológico de la palabra latina DIALOGUS  compuesta por el prefijo DIA que significa a través y de LOGOS  con significado de palabra. No deberíamos confundir este concepto con el uso común actual de platica entre dos personas porque entonces la palabra dialogo debería proceder de DILOGO compuesta del sufijo DI con significado de dos y LOGO, palabra. En el mismo campo semántico nos encontramos con la palabra DIALECTICA  ciencia o arte del diálogo que tiene por objeto oponer dos discursos racionales y, de esta forma llegar a la verdad tal como nos indicaba Platón.

 

         Así pues para que exista diálogo  debería haber diferentes planteamientos racionales conducentes ambos a la realización de la verdad. Ahora bien el término verdad se me antoja como un concepto abstracto  y con muy diferentes vertientes y concreciones por lo que no es lo mismo hablar de una verdad filosófica  o religiosa que de una verdad política. En el primero de los casos el término verdad se basa en la creencia y en caso de la política se debería basar en las leyes u ordenamiento jurídico que rige las relaciones sociales y de convivencia entre los seres humanos. Así pues no es igual dialogar sobre  unos temas que hacerlo sobre otros.

 

         Hay un refrán castellano que dice que:Hablando se entiende la gente. Ahora bien, dialogar no es solamente hablar por hablar sino hablar para entenderse, porque si entre ambos no hay entendimiento la palabra pierde su sentido y no hay diálogo sino palabrería o falsa palabrería como  existe hoy en tantos y tantas personas que, a través de la palabra hueca y sin sentido, quieren convencernos de que en ese proceder está el verdadero dialogo.

 

         El aprendizaje de la comunicación es evidente que facilita el verdadero diálogo de tal manera que los estudios revelan que es más creíble lo que vemos que lo que nos cuentan. Así el 60% de nuestra atención se dirige a lo que percibimos a través de la expresión facial y los gestos. Sobre el 30% de nuestra atención se dirige hacia el tono o comunicación paralingüística y solamente sobre un 10% corresponde al contenido del mensaje. Esto, a simple vista, parece una gran contradicción con el pensamiento de la retórica l mucho más inclinada al contenido del mensaje que a todos  aquellos otros elementos que coadyuvan a su puesta en acción.

 

         Hemos estado oyendo durante ocho meses, como si de un continuo martilleo se tratara,  que era imprescindible dialogar para resolver oal menos intentar resolver el problema catalán y éste sigue igual o peor que después de este largo viaje dialogando contra una pared de cemento o de metalya que posiblemente solamente desde la parte del estado español se tenía ese objetivo pero  nunca desde la vertiente catalana. Parece evidente que una parte de los dos elementos del diálogo no estaba por la labor de escuchar o de aprender a escuchar, más aun, posiblemente las dos partes hablaban para no entenderse porque es esto lo que ha ocurrido ya que  ninguna ha sabido escuchar a la otra dando por supuesto que ambos tenían la razón.

 

         Los españoles somos muy dados a hablar pero casi no somos capaces de escuchar, interrumpimos siempre, abusamos del lenguaje no verbal, preguntamos sin que el hablante haya terminado, ofendemos porque no entendemos, demostramos prisa porque no nos suelten rollos y por lo tanto no dialogamos sino que solamente hablamos y hablamos, en la mayoría de los caso sin sentido o echando la culpa del desencuentro al otro que nos habla.

 

         Lo ocurrido entre el gobierno central dirigido por Pedro Sánchez y el gobierno de una región, de España como es Cataluña, dirigida por un anticonstitucional llamado Quim Torra no se puede considerar como dialogo sino más bien cono habla entre partes que no quieren llegar a ningún entendimiento. Los puntos de partida eran totalmente diferentes porque unos quieren romper las ataduras con la Constitución y con la convivenciaespañolas mientras los otros intentan desde sus posturas de cesión llegar a dar todo lo que le pida la otra parte sin llegar a ese punto de consenso que sería un referéndum anticonstitucional.

 

         Pero,¿acaso este viaje al dialogo ya no tenía un final de desacuerdo? Todos sabíamos que el dialogo no podía llegar a ningún entendimiento dado que una parte estaba dispuesta a  ceder y conceder mientras  la otra  siempre ha permanecido en su sitio inicial. ¿Ha habido dialogo entre el gobierno central y el autonómico? Pues sencillamente no lo ha habido porque era imposible llegar a un entendimiento en algo que va contra la esencia misma de la democracia española que es la unidad de España. ¿Había que intentar ese acuerdo? ¿O acaso no era eso lo que se pretendía con ese largo viaje del dialogo? Tal vez disfrazado de dialogo lo que se pretendía es que el gobierno catalán, sustentado por los dos partidos independentistas que no caben en la Constitución Española, apoyaran los presupuestos generales a cambio de lograrcesiones, privilegios o dádivas como ha sido la creación de  una mesa de partidos, un relator externo, acercamiento de los presos políticos, cambio del delito de rebelión por el de sedición o la entrega de  un montón de millones  que posiblemente correspondían,  por igual, a otras regiones que no amenazan al gobierno de la nación y que siempre están con la Constitución.

 

         Entonces ¿Que ocurre cuando el dialogo fracasa como en este caso de una manera brusca? Pues muy sencillo que las posturas se han radicalizado y que los vientos se han ennegrecido aún más y todos los españoles, sobre todo los que somos críticos con lo que hacen los políticos, sean de un signo o de otro,  decimos que para ese viaje no era necesario tan grandes alforjas. Parece evidente que el independentismo catalán o se le vence en las urnas como debe ser en un sistema democrático, o se le arrebatan las competencias cedidas por el estado cuando esa Autonomía que las recibió no sabe o no quiere gestionarlas y este proceder también es democrático, No caben ambivalencias ni posturas equidistantes porque, en un tema como este, en el que el fracaso del dialogo entre el gobierno y la comunidad catalana ha sido estremecedor y de consecuencias muy graves ( convocatoria de elecciones anticipadas) todos los constitucionalistas de bien debemos estar en la misma orilla que no es otra que la defensa de la convivencia entre todos los españoles respetando la Constitución Española.

 

         Pero puede ocurrir y si los resultados electorales lo confirman que aún haya partidos que estén mirando de reojo al independentismo para que si esos números le son favorables se vuelva a repetir ese gran fracaso  de unirse con ellos para gobernar la nación española. Esto sí sería muy grave y todos los partidos constitucionalistas deberían dejarlo muy claro antes de que los ciudadanos depositemos el voto en las urnas. De tal manera que si algún partido constitucionalista tiene pensado hacer este desatino y desafuero, yo pediría públicamente que nadie le votara porque con su voto está atentando contra la soberanía del pueblo español. Ahora estamos a tiempo y debemos exigir a todos los partidos constitucionalista que hagan explicito este compromiso de no pactar con los independentistas catalanes aunque los resultados electorales les convenga para gobernar España.

 

Por lo tanto dialogar siempre que se pueda llegar a un entendimiento entre las partes de lo contrario es mejor hablar, hablar y más hablar.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress