Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DESDE EL CAÑAVERAL
Lunes, 23 septiembre 2019
DESDE EL CAÑAVERAL

LAS ENSEÑANZAS MEDIAS EN ESPAÑA: UNOS PROFESIONALES VENIDOS A MENOS.

Guardar en Mis Noticias.

Siempre hablar de enseñanza, modelos, sistemas, métodos y sobre todo leyes educativas habidas en nuestro país, es, sin lugar a dudas, un campo con multitud de montañas, llanos, ríos, lagos y sobre todo aguas tumultuosas muy difícil de transitar. No cabe duda, como después veremos, que no hemos sido capaces de ser sistemáticos y adaptativos a los verdaderos cambios sociales que los diferentes y múltiples sistemas educativos han ido desdibujando un verdadero plan nacional de educación con visos de durabilidad.

 

         Los partidos políticos, llegados al poder, lo primero que han pensado siempre y al menos en estos más de cuarenta años de democracia, era sencillamente cambiar el sistema educativo vigente y cambiarlo por otro sin consenso y sin el apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas representadas en el Parlamento Español. Así pues, aunque siempre el político dice gobernar para el pueblo o mejor dicho para el bienestar del pueblo, lo que ha hecho es gobernar para su beneficio o para la causa de su ideología política. No cabe duda que la educación ha estado politiza y posiblemente seguirá estándolo por mucho tiempo.

 

         La Enseñanza Secundaría ha sido siempre el verdadero motor de creación, de reconocimiento y de basamento para acceder a los estudios superiores y casi siempre sobre ella se ha ido edificando una amplia cultura en todos los campos del saber. Es verdad que sobre esta etapa y fundamentalmente sobre su estructura se han vehiculado casi todas las reformas. Para Pedro  José Pidal y Bernaldo de Quirós, Vizconde de Villaviciosa, Ministro de la Corona Española, la secundaria o llamada por él segunda enseñanza, como salto significativo de la  Instrucción primaria elemental se dividía en dos subetapas: Elemental con cinco años de duración y la de Ampliación también dividida en letras y  ciencias tenía como objetivo prioritario el perfeccionamiento de los conocimientos adquiridos en la subetapa elemental y tenía una duración variable pero casi siempre de dos años.Los profesores se dividían entre Regentes de primera y segunda clase y catedráticos de entrada, ascenso y término. Para ser regente de primera era preceptivo ser doctor así como para catedrático.

 

         Casi siempre en España ha habido tres grandes etapas educativas: Primaria, Secundaria y Universitaria. Desde aquel Plan de Estudios de Pedro Pidal de 1845 cuyo objetivo fundamental era apoyar, dignificar y consolidar la educación española, así queda atestiguado en la gran reforma educativa llevada a cabo en 1857 por el entonces Ministro de Fomento Claudio Moyano y Samaniego con la Ley de Instrucción Pública, llamada Ley Moyano que incorporó una buena parte  del Plan General de Instrucción Pública del Plan del Duque de Rivas de 1836 así como del Proyecto de Ley de Instrucción Pública  de 1855 elaborado por el ministro Manuel Alonso Martínez.

 

         No cabe duda que la Ley Moyano es la más longeva que ha tenido la educación en España, con más de 113 años de duración y con un trámite parlamentario muy corto debido al gran acuerdo nacional llevado a cabo en la Ley de Bases del 17 de julio de 1857. Esta ley, como ya hemos señalado divide el sistema educativo en tres grandes periodos o etapas: La primera enseñanza dividida en elemental y superior con una duración de tres años desde seis a nueve, obligatoria para todos los niños y niñas españolas, encomendada a los ayuntamientos y con unos libros de textos iguales para todos. La segunda enseñanza, encomendada a las provincias, también dividida en: Estudios Generales con una duración de dos años y Estudios de Aplicación con cuatro años preparatorios para la siguiente etapa que no era otra que la Universidad cuya única competencia pertenecía al estado.El profesorado de segunda  enseñanza tanto de Estudios Generales como de Estudios  de Aplicación eran considerados catedráticos cuyos requisitos consistían en ser Bachiller o Licenciado.

 

         Álvaro Figueroa y Torres más conocido como el conde de Romanones promueve el Decreto de Segunda Enseñanza en el año 1901 cuya importancia es determinante para dar vigor a todo el sistema educativo español. Por primera vez el estado asume el sueldo de los maestros, porprimera vez la primera enseñanza comienza a los seis años y termina a los doce dividida en tres grados: párvulos, elemental y superior. Por primera vez en la historia de la educación las segundas enseñanzas aglutinan, entorno a los Institutos generales y técnicos, tantas clases de estudios. Grado de Bachiller con seis cursos. Estudios elementales  y superiores de Magisterio. Estudios elementales de: Agricultura, Industria, comercio, Bellas Artes y enseñanzas nocturnas para obreros. En definitiva los Institutos se convierten en el centro de formación más importante de todas las provincias. Romanones crea los escalafones de Catedráticos con seis grados: Catedrático de término, de cuarto ascenso, de tercer ascenso de segundo ascenso, de primer ascenso y el resto señalando el sueldo de cada categoría. Lo mismo ocurre con los Profesores Auxiliares Numerarios con cinco categorías y con sueldos diferentes. No cabe duda que el Conde de Romanones, ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes ha sido el verdadero sistematizador y motivador de los cuerpos de profesores de la segunda enseñanza en España. Las reformas de los años 1900-1901 y 1903 no son significativas para las segundas enseñanzas.

 

         En 1926 el plan llamado de Callejo (Eduardo Callejo de la Cuesta, ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes) por Real Decreto de 25 de agosto de 1926 pone fin al plan de 1903 y reforma  el bachillerato de una manera muy sustancial de tal forma que esta estructura permanecerá en el sistema educativo español hasta la Ley General de Educación de 1970 con algunas modificaciones. Este plan divide al Bachillerato de Romanones de seis años en dos uno llamado Bachillerato Elemental de tres años,  siendo los profesores de instituto los encargados de conceder el título y otro llamado Bachillerato Universitario cuyo título era concedido por la universidad. Evidentemente este sistema fue muy criticado por los catedráticos de Instituto dado que se les quitaba competencia académica  reduciendo su trabajo a un bachillerato elemental muy debilitado  socialmente. Podríamos decir que es el primer plan de estudios de secundaria en el que, de una manera clara, se deteriora la autoridad del profesorado de secundaria muy especialmente a los catedráticos.

 

         Los planes  de Elías Tormo de 1930 y de Fernando de los Ríos de 1932 solamente fueron debatidos pero no implantados debido especialmente a la Guerra Civil Española.

 

         Así pues debemos esperar al año 1953 y concretamente a la Ley de Ordenación de la Enseñanza Media propuesta por el ministro Joaquín Ruiz Giménez para conocer los tipos de profesores que pueden impartir clase en los centros públicos y que se dividirán en cuatro categorías: Catedráticos numerarios, Profesores especiales, Profesores adjuntos y profesores ayudantes. La máxima autoridad de los Institutos Nacionales de Enseñanza Media será el director para lo cual deberá ser catedrático numerario y tendrá derecho al sueldo que le corresponda, a vivienda, a remuneraciones especiales y al disfrute para su familia de gratuidad en todos los centros de enseñanza públicos. Ruiz Giménez establece tres filtros o reválidas, por este motivo también se conoce a este plan como el de las revalidas; una al terminar el bachillerato elemental, otra en el superior y una tercera Prueba de Madurez para acceder a la Universidad.

         El Plan de Bachillerato de 1957 de Jesús Rubio García-Mina a través del Decreto 31 de mayo de 1957 no añade nada significativo al tema que estamos tratando salvo la prohibición de mandar tareas a los estudiantes fuera del horario escolar.

         Así llegamos a la famosa e importante  Ley General de Educación y Financiación de la Reforma Educativa  del Ministro de Educación Nacional José Luis Villar Palasí de 14/1970 de 4 de agosto. Sin lugar a dudas ha sido la ley más importante que hemos tenido en España después de la Ley Moyano y ha sido la que ha creado un sistema moderno de la educación para ajustarla a las demandas sociales de aquellos años. Crea la EGB (Enseñanza General Básica)de ocho años de duración, el Bachillerato Unificado y Polivalente de tres años de duración y ordena definitivamente los cuerpos docentes en Catedráticos Numerarios de Bachillerato y Formación Profesional y el cuerpo de Profesores Agregados de Bachillerato y Formación profesional.

 

         Pero veinte años después en el año 1990 se promulga la LOGSE de la mano del ministro Alfredo Pérez Rubalcaba  y entre otras muchas modificaciones del sistema educativo nos encontramos con la supresióndel cuerpo de catedráticos que se  agrupa en el Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria. Así pues en este cuerpo se aglutinan el cuerpo de  Catedráticos, el cuerpo de Agregados de Bachilleratos y el cuerpo de Profesores de Formación Profesional; pero dado que los catedráticos tenían un nivel de superior a los agregados de bachillerato se creó lo que se llamaba condición de catedrático. En el año 2002 con la implantación de la LOCE de la ministra Pilar del Castillo se vuelve a crear el Cuerpo de Catedráticos, con el nombre de Cuerpo de Catedráticos de enseñanza Secundaria. La LONCE en 2013 mantuvo la misma situación y quedaron eliminadas las oposiciones libres al  cuerpo de catedráticos, sustituyéndose por el acceso de méritos desde el cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria.

 

         En definitiva y con esto quiero concluir, dado que el tema supera en mucho poderlo desarrollar en un breve artículo, como es éste, podríamos decir que los cuerpos de la enseñanza secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y Catedráticos han ido pasando por muy diferentes reformas educativas sin que ninguna haya logrado darles la categoría y el reconocimiento que estos cuerpos han demostrado a los largo de su historia dándonos hombres y mujeres de reconocido prestigio como fueron, entre otros, Gerardo Diego, Antonio Manchado, María Zambrano, Gonzalo Torrente Ballester, Francisco Rodríguez Adrados, Emilio Alacos, José Manuel Blecua, Rafael Penagos y un largo de personas capaces de llenar nuestra historia más reciente.

 

Es evidente que los cuerpos de secundaria necesitan motivación y entrega de las autoridades académicas porque como muy bien señalaba ya en 1845 Pedro José Pidal y Quirós :Nada desanima tanto a los hombres como el no ver delante de sí perspectiva alguna. La propuesta debe ser completa de tal manera que se deben potenciar los cuerpos de secundaria tanto de Catedráticos con oposiciones libres para doctores entre los profesores de Enseñanza Secundaria o graduados en educación, así como hacia éstos con emolumentos especiales cuando hayan conseguido el título de doctor como ocurre en EEUU por ejemplo, y con otras motivaciones de puestos de trabajo bien en la universidad o bien en la función pública pero no pueden seguir desarrollando su función sin ninguna expectativa que no sea el concurso de traslados a poblaciones más cercanas a su domicilio, como ocurre en la actualidad. Siempre hemos indicado que el profesorado motivado es más profesional, más libre y mucho más feliz porque sabe lo que tiene que hacer si quiere seguir formándose y progresando.

 

Emilio Nieto López

Primer Decano de la Facultad de Educación de Ciudad Real.

 

 

 

 

 

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Imás Información. • Política de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress